Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Atravesar Marruecos en coche por un fin solidario

Dos jóvenes universitarios reusenses participarán en el rally Uniraid al volante de un Opel Kadett de 1990 que les ha costado 200 euros. En su recorrido repartirán ropa y alimentos

Joan Morales

Whatsapp
Gerard Aragonès y Xavier Torrell junto al Oper Kadett, que les ha costado 200 euros, con el que atravesarán Marruecos en la rally solidario Uniraid. FOTO: cedida

Gerard Aragonès y Xavier Torrell junto al Oper Kadett, que les ha costado 200 euros, con el que atravesarán Marruecos en la rally solidario Uniraid. FOTO: cedida

Gerard Aragonès y Xavier Torrell son dos jóvenes estudiantes reusenses de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria de Tarragona que se han liado la manta a la cabeza para llevar a cabo un proyecto solidario. Entre el 24 de febrero y el 4 de marzo se pondrán al volante de un Opel Kadett del año 1990 y recorrerán Marruecos, más de 3.000 kilómetros desde las montañas nevadas del Atlas hasta el desierto. 

Conocieron el rally Uniraid a través de un amigo y uno de los motivos que más les ha atraído de esta prueba es «su carácter solidario, porque se centra en ayudar a los demás y es algo que nos gusta», explica Gerard Aragonès, quien cursa Ingeniería Robótica. Por ello, durante las siete etapas de la carrera, los participantes podrán repartir ropa y alimentos a los habitantes de los pueblos que se encuentren en su recorrido. Parte del equipaje serán los 30 kilos de material solidario que irán entregando. El resto, sus enseres personales y poca cosa más. Nada de GPS ni tecnología avanzada para guiarse. El roadbook (libro de ruta) y una simple brújula deberán ser suficientes para completarl el recorrido.

«El resultado es lo de menos. Nos conformamos con acabar la prueba y ayudar a los demás»

Una vez inscritos en la prueba, el siguiente paso era encontrar un coche con el que completarla. La opción elegida fue un Opel Kadett, con 27 años, y por el que pagaron 200 euros. «Después ha tocado hacerle cuatro cosas porque, como es lógico, necesitaba una serie de mejoras para poder realizar el rally con garantías», comenta Gerard.

El reto es mayúsculo ya que, tanto los dos jóvenes como el vehículo, deberán aguantar los más de 3.000 kilómetros de camino, con contrastes tan marcados como la nieve del Atlas, hasta las cálidas dunas del desierto.

Ayudar a los demás

Aunque miraron otros rallys parecidos, Gerard y Xavier optaron por el Uniraid por «su espíritu generoso y solidario. ¿Por qué no combinar una pasión con el hecho de poder ayudar a los demás? Esta pregunta nos llevó a aceptar el reto, que debe permitir superarnos a nosotros mismos, tanto física como espiritualmente», aseguira Gerard. Este estudiante y su compañero tienen muy claro que «el resultado final de la prueba es lo de menos. Acabar el rally y poder ayudar a los demás será suficiente para sentirnos ganadores». Los jóvenes están buscando maneras para poder conseguir los 1.900 euros que necesitan para financiar el proyecto.

Temas

Comentarios

Lea También