Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aumentan las sanciones por consumo y tenencia de droga en la vía pública

La Guàrdia Urbana había levantado hasta el mes de septiembre casi 200 actas, muy por encima de las 143 de todo el año pasado

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de una persona liando un porro en la calle. Foto: DT

Imagen de archivo de una persona liando un porro en la calle. Foto: DT

Consumir cualquier tipo de sustancia estupefaciente o, simplemente, llevarla encima puede salir muy caro a aquella persona que sea enganchada in fraganti por la Guàrdia Urbana o los Mossos d’Esquadra, siendo la sanción máxima que contempla la ordenanza de civismo del Ayuntamiento de Reus de hasta 1.500 euros.

Las actas administrativas levantadas por la Guàrdia Urbana de Reus han experimentado un notable incremento en lo que llevamos de año. Hasta el pasado 30 de septiembre, la policía local había abierto 198 actas administrativas por consumir (38), poseer (143) o consumir y poseer (17) sustancias estupefacientes en la vía pública. Si comparamos estos números con todo el año pasado podemos comprobar que este tipo de sanciones han ido al alza, ya que durante 2014 se levantaron 143 actas administrativas: 26 por consumo, 102 por tenencia y 15 por consumo y tenencia.

Este incremento de las actas administrativas impuestas por la Guàrdia Urbana (unas actas que no siempre tienen porqué acabar en sanción) habría que buscarlo en un aumento de los controles rutinarios de la policía local, con el objetivo de hacer cumplir diferentes puntos de la ordenanza de civismo como, por ejemplo, la recogida de excrementos de los perros, el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública o la prohibición de miccionar en la calle.

Fuentes de la Guàrdia Urbana confirman que el hecho de que se hayan reforzado todas estas campañas provoca que la presencia de los agentes sea mayor, por lo que el número de actas por consumo y tenencia de drogas también aumente.

Otro aspecto destacable de estas cifras es que no existe un barrio o una zona de la ciudad donde se hayan producido estas intervenciones policiales más que en otros, sino que se han producido en cualquier punto de la ciudad, incluso en el mismo centro.

El perfil de los infractores suele ser el un joven, que forma parte de un grupo, que está consumiendo o poseen pequeñas cantidades de hachís o marihuana. Rara vez, en estas actas administrativas, se da el caso de que la sustancia encontrada sea una droga más dura como la cocaína o la heroína. En el caso de que la policía pueda demostrar que lo que se está haciendo es traficar con esa sustancia, inmediatamente el tema se pasa por vía judicial ya que estaríamos ante un presunto delito de tráfico de droga.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También