Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Aumentan un 70% las familias en situación de pobreza en Reus

680 nuevas familias han solicitado ayudas alimentarias y en total se atienden a más de 1.600. En el ámbito social el consistorio destinará más de 700.000 euros para paliar la crisis 

Carmina Marsinach

Whatsapp
El comedor social de Reus está sirviendo 205 menús diarios. FOTO: Alfredo González

El comedor social de Reus está sirviendo 205 menús diarios. FOTO: Alfredo González

Las peticiones de ayudas alimentarias en Reus han incrementado un 70% desde que se decretó el estado de alarma. La crisis del coronavirus está teniendo un fuerte impacto social. Desde el 16 de marzo hasta el 28 de mayo, 680 nuevas familias, que representan 2.050 personas, han acudido al Ayuntamiento para solicitar ayudas alimentarias. 

Antes de la pandemia desde la Xarxa de Distribució Alimentària ya se atendían a 934 familias y con el aumento de la demanda este servicio entró en colapso. En estos momentos se atienden a un total de 1.614 familias. Y para ello el consistorio reusense inició un plan de choque alimentario para poder seguir prestando el servicio con «garantías».     

Ahora el Ayuntamiento destinará 736.000 euros en el ámbito de políticas sociales para paliar los efectos de la crisis social y económica provocada por la pandemia, una medida que se enmarca dentro del Pla de Reactivació Econòmica i Social impulsado por el equipo de gobierno. Según la concejal de Benestar Social, Montserrat Vilella, el objetivo es «dar respuesta a las crecientes necesidades sociales, alimentarias y de pobreza energética».

Para garantizar el acceso a la alimentación, desde el Ayuntamiento junto a las entidades del Programa de Gestió Alimentària Responsable de Reus, se impulsió el plan de choque alimentario que cuenta con una partida de 150.000 euros. Para atender al aumento de ayudas alimentarias, se puso en marcha la Cistella Covid, un lote de alimentos de todo tipo. Desde el 29 de abril hasta el 27 de mayo se han repartido 2.000 lotes confeccionados por los usuarios del Taller Baix Camp. 

Además, también se ha reforzado los cinco puntos de la Xarxa de Distribució d’Aliments y se ha abierto uno nuevo en La Palma. 

De manera complementaria a la Cistella Covid, para familias sin ningún ingreso se implementará una tarjeta monedero para que las familias puedan acceder a la compra de productos de higiene y otros alimentos básicos. La semana que viene se empezarán a distribuir a 115 familias. 

El comedor social gestionado por Caritas también ha incrementado su servicio. En total sirven 205 menús diarios. 152 se recogen en la sede y otros 52 se reparten a domicilio

La demanda en el comedor social, gestionado por Caritas, también ha aumentado y en estos momentos se sirven un total de 205 menús diarios. 152 se recogen en la sede y 52 se reparten a domicilio para personas con dificultades o problemas de movilidad para poder desplazarse.

Desde el consistorio siguen apelando a la colaboración ciudadana y empresarial para poder llenar la Cistella Covid. 

Durante estos dos meses se han alojado en una fonda un total de 71 personas sin techo para que pudiera garantizarse el confinamiento. Vilella, explica que este alojamiento temporal «iba vinculado al estado de alarma» y ahora hace semanas que trabajan con cada persona para que se pueda llevar a cabo una salida de la fonda.

Por otra parte, el Ayuntamiento incrementará en 125.000 euros la partida para las ayudas para combatir la pobreza energética. La concejal de Benestar Social, señaló que aunque los desahucios han quedado en suspenso o se hayan producido moratorias en los alquileres «siguen creciendo las deudas de las familias».

Durante estos dos meses también ha habido un incremento de la demanda del Servei d’Ajuda a Domicili. Por el momento, los centros de día siguen cerrados y las residencias siguen sin poder dar cabida a nuevos usuarios. Del 16 de marzo al 22 de mayo se han dado de alta nuevos servicios para personas en situación de vulnerabilidad como 74 comidas a domicilio, 59 servicios a domicilio (SAD) y 15 servicios de tele asistencia. 

Llamadas por violencia machista

Desde la concejalía de Benestar Social también se ha reforzado el servicio de atención telefónica a raíz de la emergencia sanitaria. En total se han realizado 27.141 llamadas, 776 de las cuales han sido por violencia machista. 

Temas

Comentarios

Lea También