Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ayuntamiento y Gas Natural se achacan el error que propició la tragedia de Reus

El Consistorio culpa a la compañía de haber cortado la electricidad a la anciana sin el informe preceptivo de servicios sociales. La empresa dice que no le constaba la situacion de vulnerabilidad

Francesc Gras

Whatsapp
Estado que presentaba la vivienda de la anciana fallecida en la calle Santa Anna de Reus. Foto: Jaume Sellart/EFE

Estado que presentaba la vivienda de la anciana fallecida en la calle Santa Anna de Reus. Foto: Jaume Sellart/EFE

El Ayuntamiento de Reus y Gas Natural se echan mutuamente las culpas de la cadena de errores que derivó en el fallecimiento de una anciana por un incendio provocado por una vela en un domicilio que tenía la luz cortada. El Consistorio recrimina a la compañía que cortara la electricidad sin haber pedido el preceptivo informe a los servicios sociales, mientras Gas Natural dice que la víctima no estaba entre la relación de clientes vulnerables que le facilita el Ayuntamiento. Sin embargo, la empresa suministradora no aclara si pidió el informe que exige la ley antes de cortar la luz a Rosa P. V., la mujer de 81 años que vivía en la calle de Santa Anna.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, y la concejal de Serveis Socials, Montserrat Vilella, comparecieron ayer ante los numerosos medios de comunicación reunidos en el consistorio para dar cuenta del caso. Vilella aseguró que hasta ayer no tenían conocimiento de que la compañía Gas Natural había cortado el suministro eléctrico a la víctima tal y como exige la legislación vigente. Según ha recordado ella misma, la Ley obliga a las compañías a avisar tanto a los inquilinos como a los servicios sociales municipales del inminente corte del suministro por impago de las facturas. Una práctica que permite a los consistorios «establecer si la familia se encuentra en situación de vulnerabilidad y evitar que se quede sin electricidad».

Por su parte, el alcalde Pellicer se mostró tajante y anunció que el Ayuntamiento denunciará a Gas Natural ante la Fiscalía. «No permitiré que se ponga en peligro el bienestar de los reusenses. El Ayuntamiento actuará con contundencia para que casos como este no vuelvan a repetirse», manifestó con vehemencia y sin dejar de mencionar que «nuestro compromiso con la pobreza energética es absoluto».

El anuncio realizado por parte de Pellicer de que tomará acciones legales contra Gas Natural una vez recopilada toda la información se une al expediente que la Generalitat de Catalunya ya ha abierto contra la eléctrica. El alcalde también explicó que se han puesto en contacto con la Agència Catalana del Consum y sentenció: «Es urgente que las compañías se pongan las pilas». Tanto él como la concejal de Serveis Socials consideran urgente revisar los protocolos ante la falta de información constante y directa entre las compañías eléctricas y los ayuntamientos.

La anciana fallecida el lunes estaba siendo atendida por los Serveis Socials desde el año 2013 como un caso de vulnerabilidad y en el registro aparecía que vivía en el mismo domicilio junto a un familiar, una nieta, que no se encontraba en el piso la noche del incendio. Montserrat Vilella también aseguró que el Ayuntamiento sí tenía constancia de la falta de pago del recibo del agua y que la empresa municipal Aigües de Reus estaba asumiendo las facturas. En este sentido, recordó que el Ayuntamiento dedicó el año pasado 300.000 euros para ayudar a unas 1.750 familias en los pagos de los recibos de la luz y del agua. Pellicer y Vilella no quisieron facilitar más información personal sobre la víctima por respeto a su privacidad y a la de su familia.

Gas Natural contraataca

Por su parte, Gas Natural Fenosa lamentó en un comunicado el fallecimiento de la anciana y aseguró haberse puesto a disposición del Ayuntamiento «para todo lo que necesite», para seguidamente cargar contra el consistorio por las acusaciones formuladas por el alcalde Pellicer.

Gas Natural Fenosa recordó que tiene firmados diferentes convenios para proteger a los clientes vulnerables y en Catalunya tiene registrados un total de 9.211 clientes vulnerables en 419 municipios. Asimismo, la compañía dispone de un canal exclusivo de gestión con los servicios sociales de los ayuntamientos. En el caso concreto de Reus, aseguran, «la compañía tiene vigente y en pleno funcionamiento este procedimiento desde el año 2014». Desde entonces, un total de 150 clientes vulnerables habrían sido atendidos a través de este mecanismo, 6 durante 2014, 56 en 2015 y 88 este mismo año. No obstante, «entre las relaciones de clientes vulnerables que el Ayuntamiento de Reus nos ha comunicado estos años, y a los que no hemos cortado el suministro, no figura esta clienta y, por tanto, la compañía no disponía de información relativa a su situación de vulnerabilidad», asegura el comunicado.

Así, Gas Natural Fenosa se suma a la petición sobre la necesidad de establecer un protocolo por el cual las compañías informen a los servicios sociales de los casos de corte de suministro por impago. Además, la compañía pone de manifiesto la «necesidad» de que se clarifiquen y unifiquen las diferentes competencias y normativas impulsadas por las diferentes administraciones para conseguir desarrollar procedimientos efectivos que permitan a las empresas suministradoras agilizar y hacer efectiva la atención a los clientes vulnerables y evitar situaciones como la que desgraciadamente se ha producido.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También