Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bombers, Guàrdia Urbana y SEM salvan la vida a un reusense de morir asfixiado

Un vecino de un bloque de pisos de la avenida Carrilet alertó a en la madrugada del miércoles de un fuerte olor a gas. No era un escape, sino una mala combustión de la estufa

Jordi Cabré

Whatsapp

Una estufa de gas pudo terminar con la vida de un hombre de 53 años este miércoles de madrugada en una vivienda de la avenida del Carrilet de Reus.

La mala combustión de la misma enrareció el aire de la habitación donde estaba el inquilino, que poco a poco, y sin percatarse, iba quedándose sin oxígeno.

Fue un vecino del mismo bloque de viviendas que se despertó por un extraño olor a gas. Llamó de inmediato al 112 y el teléfono de emergencias activó a la Guàrdia Urbana de Reus, SEM y Bombers.

El aviso entraba a las 3.28 horas y en pocos minutos los efectivos estaban intentando descubrir si era gas aquel olor tan peculiar.

El vecino estaba semiinconsciente cuando Bombers tiró la puerta abajo

El aparato de Bombers daba negativo a gas, pero seguía habiendo un olor que procedía de un piso vecino. la Guàrdia Urbana llamó a la puerta y nadie contestó. Tras insistir reiteradas veces, Bombers decidió tirar la puerta abajo ante las sospechas de que alguien pudiera estar muerto en el interior.

Por suerte, el hombre tenía pulso y estaba semiinconsciente. La estufa de butano apuntaba a ser la causante de aquella intoxicación del aire. 

Bombers ventiló el piso, apagó la estufa mientras los profesionales del SEM atendían al hombre, que fue enviado en ambulancia hasta el hospital Sant Joan de Reus ya consciente de lo que había ocurrido.

Los propios Bombers apañaron una cerradura provisional para evitar que alguien entrara en el piso mientras su inquilino se recuperaba en el hospital reusense. 

Temas

Comentarios

Lea También