Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Camisetas para concienciar de la nueva normalidad

El fotógrafo Xavi Jurio recauda 1,5 litros de leche para la Fundación Bara por cada prenda que vende para recordar la necesidad de mantener la distancia social 

Núria Pérez

Whatsapp
El fotógrafo de prensa Xavi Jurio con algunas de las camisetas que conciencian sobre la importancia de la distancia social. FOTO: Alfredo González

El fotógrafo de prensa Xavi Jurio con algunas de las camisetas que conciencian sobre la importancia de la distancia social. FOTO: Alfredo González

Las polémicas imágenes de la playa de la Barceloneta repletas de personas haciendo deporte al aire libre pero sin respetar las normas de seguridad derivadas de la pandemia fueron el detonante que impulsó al fotógrafo reusense Xavi Jurio a hacer algo.  «Siempre se me han ocurrido cosas pero no las había aplicado y pensé, este es el momento ideal para impulsar pequeñas iniciativas, poner cada uno nuestro granito de arena. Pienso que la creatividad individual funciona más que los grandes proyectos colectivos, por eso hago un llamamiento a dar salida a nuestra creatividad», afirma. En su caso, ésta se ha traducido en unas camisetas solidarias para concienciar sobre la necesidad de interiorizar el protocolo de la nueva normalidad. «Can you red it? Keep your distance, 1,5» es el mensaje que llevan. No en vano, cree que será más práctico el hábito de la distancia social que el de la mascarilla. De hecho, como fotógrafo para prensa 1,5 metros es la distancia que él más utiliza a la hora de retratar a las personas. «Es un espacio muy prudente para acercarte a una persona», asegura. 

Para Xavi Jurio, aún se necesita mucha concienciación y existe el riesgo de bajar la guardia. «Tenemos memoria de pez, tal vez nos hará falta un rebrote para darnos cuenta de la importancia de las indicaciones de los expertos», prosigue. En su caso, asegura que cuando lleva la camiseta se lo recuerda a si mismo, toma conciencia y quiere que los demás también lo hagan. La elección del inglés para su mensaje tiene que ver con la propia pandemia, es la primera global que ha vivido esta generación, y con una de las camisetas en que se ha inspirado, que decía en inglés, soy imparable. 

En su búsqueda de una causa a la que dedicar parte de lo recaudado, la cifra 1,5 ha sido determinante. Quería donar en especie y el arroz, las conservas u otros alimentos no coincidían con ese formato mientras que la leche sí. Eligió la Fundación Mossèn Bara de Reus, que se dedica a la atención de niños con necesidades económicas, sociales o familiares especiales. 

Hay camisetas de cuatro colores: blanco, negro, fucsia y verde salvia y de todas las tallas tanto para hombre como para mujer. También para niño aunque en este caso bajo pedido y en dos colores (fucsia y lima). Su precio es de 12 euros y por cada camiseta vendida dona 1,5 litros de leche a la fundación Bara. Su comercialización es a través de Instagram (cuenta: jeff_kurowsky). Se encarga la talla y el color, se ejecuta el pago a través del sistema instatáneo Bizum y al día siguiente ya se puede pasar a buscar al punto de recogida estipulado. De momento, la distribución solo se hace en Tarragona y Reus aunque no se descarta, ampliarla. En la primera semana ha vendido algo más de 250. Su intención no es dedicarse a esto. Se trata de una causa excepcional en un momento excepcional. Su previsión es llegar a las 2.000-3.000.

Para él formarán parte de su legado. «Cuando me pregunten cómo he vivido la pandemia del coronavirus, podré responder que hice unas camisetas solidarias para prevenir rebrotes».

Temas

Comentarios

Lea También