Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carles Pellicer: 'La táctica política, ahora, no es buena consejera para la ciudad'

Entrevista al alcalde de Reus
Whatsapp
Carles Pellicer, el pasado jueves en su despacho de la alcaldía de Reus, que ocupa desde mayo de 2011. Foto: Alba Mariné

Carles Pellicer, el pasado jueves en su despacho de la alcaldía de Reus, que ocupa desde mayo de 2011. Foto: Alba Mariné

- ¿Cómo definiría hoy, 1 de agosto, la situación política en el Ayuntamiento?

- La situación política del Ayuntamiento no es sencilla, pero estoy esperanzado de que las cosas vayan modulándose poco a poco de manera que todos los grupos políticos con representación, vayan encontrando su lugar. Por descontado que me gustaría que la situación fuera otra. Los partidos tienen que entender que el Ayuntamiento necesita avanzar en estos momentos, después de los últimos cuatros años y de la situación económica y judicial por la que atravesamos. La táctica política no es buena consejera para la ciudad en estos momentos. Hay muchas necesidades y muchos proyectos por parte de todos que con un buen consenso podemos sacar adelante. Personalmente he puesto todo mi empeño en intentar lograr este buen rollo que nos permita trabajar codo con codo en beneficio de la ciudad. Pero este esfuerzo requiere la misma medida por parte de todos, gobierno y oposición.

 

- Ya que lo comenta, ¿cuál es su relación con los distintos partidos de la oposición?

- Mi relación personal con los concejales es buena, como no puede ser de otra forma. Con algunos ya nos conocíamos y con otros nos estamos descubriendo. La situación, sin embargo, es compleja. Somos siete partidos, cifra que no se había dado nunca en la ciudad, y la situación política es perversa, ya que la suma de las mayorías es muy difícil de alcanzar. El camino es empinado, pero lo podemos subir. Aunque a veces hay situaciones difíciles de entender que lo hacen más complicado todavía.

 

- ¿A cuáles se refiere?

- Todos los partidos que están en el ayuntamiento, inmerso hoy en una extraordinaria complejidad de gestión, tienen que hacer política, por un lado, y tienen que hacer ciudad, por el otro. Algunos partidos, como el PSC, sólo hacen política, en estos momentos, y se han olvidado de la ciudad. El PSC, que es un partido de gobierno que debería entender, con todo su bagaje y experiencia de gestión durante tantos y tantos años, debería tener una actitud más proactiva, de permitir avanzar a la ciudad. A veces, perder, como ha perdido, no supone tener que hacer constantes afrentas al gobierno, si no que se gana cuando tu moderación y espíritu de crítica es constructiva. El PSC, por ser quien es y lo que ha sido en la ciudad, debería tener una actitud más humilde y constructiva. Todos los partidos tenemos que dialogar, discutir, proponer, pero tampoco tenemos que estar hablando todo el día porque entonces dejas de hacer el trabajo. Hay una frase que repito siempre y que es ‘menos comisiones y más soluciones’. Paciencia, prudencia y perseverancia son clave para sacar esto adelante.

 

- ARA Reus han sido de los primeros en mover ficha y ponerse a disposición para entrar en el gobierno municipal. ¿Cómo están las negociaciones?

- Las conversaciones están en fase de análisis y nos hemos dado un tiempo, pero la actitud es positiva por ambas partes. Ya querría que otros partidos se sumaran a esta voluntad de gobernar porque el gobierno saldría reforzado.

 

- ¿Cuál es el estado de salud del Hospital Sant Joan?

- Muy bueno. Tenemos unos profesionales excelentes. Estamos trabajando para que el hospital tenga todos aquellos servicios que son necesarios. Para ello, estamos elaborando, con los técnicos de sanidad, los jefes de servicios y la dirección del centro, el Plan estratégico 2014-2018 con el objetivo de fijar que, en aquello en lo que somos realmente buenos sigamos siendo líderes, y que en aquello que podamos mejorar, lo hagamos. Siempre con el objetivo de que el Govern de la Generalitat nos reconozca el nivel cinco que hace tiempo que venimos reclamando. De lograrlo, tendríamos más nivel en todos los sentidos y más inversión. También hay cosas que tenemos que cambiar, por ejemplo el servicio de Urgencias. Tenemos que ser más ágiles en la atención de este servicio y en la gestión de sus espacios, teniendo en cuenta que por Urgencias entra el 90 por ciento de las hospitalizaciones.

 

- ¿Y la salud de las arcas municipales?

- La situación es buena si tenemos en cuenta de donde veníamos. Cerraremos 2015 con una deuda de 270 millones de euros, cuando hasta hace poco era de más de 400 millones de euros. Hemos reducido enormemente el nivel de la deuda, no sin esfuerzo. Hemos pasado cuatro años poniendo orden a un ayuntamiento muy castigado económicamente. Las finanzas públicas estaban agotadas, como lo estaban las posibilidades de nuevos créditos y de adquirir más deuda. Hemos hecho todo lo que podíamos, pero no todo lo que queríamos. Aún así, hemos logrado mantener la ciudad en los niveles adecuados con la situación que arrastrábamos, y estoy orgulloso de ello.

 

- ¿Habrá inversiones, este mandato?

- Veremos programas nuevos, pero primero tenemos que acabar lo que hemos empezado, como por ejemplo la Biblioteca Pere Anguera, o seguir apostando por nuestro comercio o por el Tecnoparc. En este sentido, próximamente anunciaremos una nueva empresa que se instalará en el Tecnoparc. Y también tenemos que hacer un esfuerzo con el comercio local. Estamos preparando un proyecto con la Universitat Rovira i Virgili para potenciar el comercio de la ciudad. También habrá nuevas inversiones, como el centro cívico Gregal, que estará en la zona norte de la ciudad, el apeadero de Bellissens y la estación al sur del aeropuerto, que corresponde en parte al Ministerio y a la Generalitat, o los nuevos viales de acceso de Misericordia para enlazar con la urbanización Blancafort.

 

- ¿El problema con la renovación del seguro de responsabilidad civil de los consejeros y gestores de las empresas ha podido paralizar la ciudad?

- No habría entendido que no se resolviese positivamente. Si no, la situación de la ciudad sería muy complicada. Algunos tienen que abandonar la táctica, o lo único que conseguirán es paralizar la ciudad. Y esto no lo podemos permitir. En este asunto voy a dejarme la piel, si cabe. La semana pasada salió el tema de la fianza (de 1,5 millones de euros) al anterior alcalde y aquello encendió las alertas. Así las cosas, tenemos que cubrir las responsabilidades posibles que se puedan derivar de la toma de decisiones que pueda aprobar el nuevo consejo. Porque claro, dada esta excepcionalidad no sabemos qué puede ocurrir mañana. Ergo, sin seguro de responsabilidad civil no se pueden adoptar decisiones. Lo único que pido a todos por igual, gobierno y oposición, es esta vocación de servicio que conlleva responsabilidad. Además, estos próximos cuatro años, en que repuntará la economía, son claves para posicionar la ciudad. Y mi intención es que nos podamos situar en los primeros puestos de la parrilla de salida. Hoy estamos entre las seis primeras ciudades de Catalunya, y me gustaría ser la segunda en estos cuatro años.

 

- A finales de año abrirá puertas el Centre Comercial La Fira. ¿Entiende la preocupación del sector por el impacto que pueda tener esta gran superficie en el centro comercial urbano?

- Por supuesto. No sólo entiendo si no que comprendo su sensación de angustia, porque yo también he sido comerciante durante muchos años. Sé perfectamente lo que piensa el comerciante local en una situación como ésta. Soy uno más de ellos.

 

- ¿Y qué les diría?

- Pues les diría que desde el Ayuntamiento abocaremos todo el esfuerzo para que nuestro comercio sea el más potente del mundo. Pero me tendrán que ayudar. Tendrán que seguir la hoja de ruta que estamos diseñando con la URV y que les dará el éxito. Si no nos ayudan, poca cosa podremos hacer. Pero conozco al sector y estoy seguro de que tendrá una visión positiva de las cosas. Queramos o no, tenemos que convivir con el Centre Comercial La Fira. Pondremos todo de nuestra parte. Ya dije que en 2016 haríamos esta acción e invertiríamos todos los impuestos que genera Metrovacesa en el comercio local. Este año invertiremos lo posible. Pero no hablamos sólo de una campaña de Navidad, sino de una inversión mantenida a lo largo de todo el año.

 

- ¿Cómo cree que pueden afectar las elecciones del 27-S en clave local?

- Es imprevisible. Yo lo que pido es que la gente esté tranquila, que vaya a votar lo que tenga que votar y que el día 28 la gente continúe yendo a trabajar con normalidad. La ciudadanía, sea cual sea el resultado, debe de aceptarlo con serenidad, respeto y comprensión.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También