Más de Reus

Casa Navàs recuperará el aspecto original de la fachada antes de Semana Santa

Entre enero y marzo se reconstruirá el frontispicio, el elemento que coronaba el edificio, y que desapareció a raíz de una bomba durante la Guerra Civil

Montse Plana

Whatsapp
Imagen actual de la parte superior de Casa Navàs. FOTO: Cedida/Casa Navàs

Imagen actual de la parte superior de Casa Navàs. FOTO: Cedida/Casa Navàs

La fachada de Casa Navàs recuperará en 2020 su aspecto original, con la reconstrucción del frontispicio, el elemento que originalmente coronaba el edificio en la parte central de la fachada, pero que se perdió con el paso de la Guerra Civil Española. Las obras empezarán en enero y estarán listas antes de Semana Santa, según ha explicado esta mañana la directora de Casa Navàs, Sílvia Sagalà.

La nueva propiedad de la casa se marcó como objetivo recuperar la imagen original del edificio, con la intención de reconstruir tanto el torreón como el frontispicio. «Finalmente, se ha optado por el frontispicio, porque es lo que culmina la fachada», ha detallado Sagalà. Tras mucho tiempo trabajando con el proyecto, el pasado mes de julio fue aprobado por la Comissió de Patrimoni. Ahora, el calendario ya está marcado: el 13 de enero se instalará el andamio y posteriormente se procederá a desmontar la parte de la cubierta intervenida para, después, proceder a instalar el frontispicio. Además, se pasará una pátina cromática para unificar la construcción original y el nuevo elemento. Las obras estarán finalizadas en marzo, coincidiendo con el boom turístico relacionado con la Semana Santa.

Aunque ya está todo definido, queda acabar de zanjar una cuestión: el tipo de piedra con la que se realizará la construcción. La intención es hacerlo con piedra natural de Vinaixa, la misma que fue usada originalmente. «Estamos pendientes del visto bueno de Patrimoni», señala Sagalà, aunque desde Casa Navàs esperan no tener obstáculos.

Los trabajos se hacen con financiamiento totalmente privado.

Piezas originales

Del aspecto original de Casa Navàs quedan pocas fotografías y, las que hay, no son de gran calidad. No obstante, se cuenta con un valioso testimonio: piedras originales de lo que fue el frontispicio.

Fue durante el bombardeo del 26 de marzo de 1938 que Casa Navàs perdió esta pieza que coronaba la fachada. La bomba explotó en la casa anexa, y todo apuntaría que el artefacto se llevó por delante parte de la segunda planta de la emblemática casa (torreón y frontispicio incluidos). Joaquim Blasco y Maria Font de Rubinat (propietarios del inmueble) trasladaron los trozos de piedra que pudieron rescatar a distintas masías. Elementos que han quedaron allí durante 80 años, hasta el momento, que han sido recuperados y han servido de modelo para poder crear copias y, así, reproducir de forma fidedigna la estructura.

Inmortalizar el cambio

Los trabajos supondrán un importante cambio en el aspecto de Casa Navàs, volviendo a los orígenes, pero distinto a lo que actualmente conocen los reusenses. Es por este motivo que se han puesto en marcha distintos concursos gráficos, con el objetivo de inmortalizar su imagen actual.

Por un lado, el 11 de enero se celebrará un concurso de pintura rápida con la colaboración de CT Art Gallery. Habrá tres categorías: adultos (mayores de 16 años), jóvenes (entre 10 y 15 años) e infantil (menores de 10 años).

Paralelamente, se ha puesto en marcha un concurso de fotografía vía redes sociales. Se tiene que etiquetar a Casa Navàs (@casanavas.reu) y utilizar la etiqueta #ViuelcanviCasaNavas. La imágenes se pueden empezar a colgar a partir del 21 de diciembre y hasta el 25 de enero.

Temas

Comentarios

Lea También