Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Centros comerciales y tiendas locales conviven con nuevos supermercados en Reus

Aldi construirá una tienda en la zona de la Avenida de Salou y hará crecer la oferta de grandes superficies de la ciudad

Núria Roca

Whatsapp
En estos terrenos se construirá un nuevo supermercado de Aldi, en el área de la Avenida de Salou.  FOTO: alba mariné

En estos terrenos se construirá un nuevo supermercado de Aldi, en el área de la Avenida de Salou. FOTO: alba mariné

Reus cuenta con más de 41.000 metros cuadrados de superficie destinada a supermercados e hipermercados. Según el ‘Anuari de la distribució comercial’, el año 2017 había una oferta de casi 70 establecimientos comerciales de gran superficie en la ciudad. Aunque los datos del anuario no están actualizados en referencia al año 2018, sí sabemos que las últimas cadenas comerciales que han abierto nuevos supermercados en la ciudad son Lidl (en la avenida Sant Bernat Calbó), Mercadona (en la Avenida 11 de Setembre) o el Grup Bon Preu en el Tecnoparc. Y, ahora, Aldi está construyendo una nueva superficie comercial en la zona de la avenida de Salou, según ha podido saber el Diari.

Según el gabinete de estudios de la Cambra de Comerç, «la irrupción de estas superficies comerciales responde a un modelo que se está replicando a otras ciudades» por lo que «no se puede hablar de un caso específico de Reus sino de una dinámica general a la que no somos ajenos». 

Uno de los factores más evidentes por el que los grandes grupos comerciales deciden instalarse en la periferia de la ciudad es el precio de los terrenos, menor que en núcleo urbano de la ciudad. No obstante, en Reus se da la paradoja de que están conviviendo tres modelos comerciales bien diferenciados: los hipermercados y supermercados en la periferia, pero también el pequeño comercio en el centro de la ciudad y, finalmente, el centro comercial, como La Fira.

Si bien es cierto que el modelo  francés o norteamericano de construcción de grandes centros comerciales que triunfó hace treinta años «está fracasando», Josep Francesc Valls, conocedor de esta realidad no solo por su condición de catedrático de marketing de ESADE sino también por ser reusense, esta contradicción se produce por la propia estructura de la conurbación reusense: su proximidad con municipios como Salou o Cambrils o con los pueblos más pequeños y, sobre todo, por el eje que constituyen Reus y Tarragona, que vertebran una evidente «continuidad de la trama urbana». Valls, que augura un gran avance de esta conurbación entre Reus y Tarragona, considera también que existen suficientes perfiles de compradores para que los tres modelos comerciales puedan seguir subsistiendo en Reus, ya que «hay centenares de miles de consumidores que tienen la posibilidad de comprar en la línea de lo que se les está ofreciendo».

Los consumidores valoran, cada vez más, factores como la calidad del producto, el servicio, la proximidad, la innovación, o la personalización, entre otros. Para Valls, son elementos muy relevantes para evaluar las dinámicas comerciales, ya que se pone en evidencia que el pequeño comercio puede perder cuota de mercado en no disponer de suficientes recursos para competir con las grandes distribuidoras, a la vez que tendrán que adaptarse. Para la Cambra de Comerç de Reus, la ciudad «continua teniendo un innegable atractivo comercial, constituyendo un sitio de gran generación económica»

Temas

Comentarios