Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cierra el cementerio de Reus y únicamente se abrirá para entierros

En el caso de víctimas del COVID-19, no se realizarán ceremonias y los familiares tienen que estar confinados. En el Hospital de Reus hay seis casos de coronavirus

Montse Plana

Whatsapp
Imagen de archivo del cementerio de Reus. FOTO: A.G.

Imagen de archivo del cementerio de Reus. FOTO: A.G.

El cementerio de Reus está cerrado desde hoy mismo. Se trata de una de las medidas tomadas este viernes, 20 de marzo, por el Comitè d’Emergència de la ciudad. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha explicado que se han visto obligados a tomar esta decisión “porque nos encontrábamos que estos días había excesiva gente que iba al cementerio”.

A partir de ahora, este espacio únicamente abrirá para celebrar funerales “y el acceso será muy limitado en cuanto a número de personas”, añade Pellicer. Una cantidad que no se ha concretado y que la establecerá Serveis Funeraris Reus i Baix Camp. En el caso de los difuntos que hayan fallecido por el COVID-19 no se podrán celebrar ceremonias y el entierro se realizará en solitario. “Sabemos que se trata de medidas muy duras, y lo lamentamos, pero es la única forma de evitar más contagios. Además, en el caso de fallecidos por COVID19, los familiares estarán confinados”, ha argumentado el alcalde de Reus.

En una comparecencia telemática, Carles Pellicer y el concejal de Salut del Ayuntamiento de Reus, Òscar Subirats, han desgranado las nuevas medidas tomadas por el Comitè d’Emergència, en una reunión realizada esta mañana. Una de ellas es la de realizar un plan de mantenimiento de la ciudad. Actuaciones que a día de hoy están bajo mínimos, “pero hay cuestiones que no se pueden aplazar”, dice Pellicer. Es el caso de la revisión y mantenimiento de fuentes para uso de boca y también ornamentales, con el fin de que el agua se mantenga en buenas condiciones. También se procederá a revisar los precintos de todos los parques infantiles y se garantiza un mínimo del alumbrado público. Lo que se ha reforzado es la desinfección de contenedores y espacios públicos. Según ha detallado el alcalde, se usará un producto desinfectante más potente.

Por su parte, el concejal de Salut, Òscar Subirats ha anunciado que ya han recibido por parte de Generalitat 1.600 tarjeta-monedero para las familias que disponen de beca comedor en la escuela. Ahora, lo que se está trabajando es la fórmula para distribuir estas tarjetas entre la población beneficiaria. Por otra parte, el concejal ha detallado que también se está trabajando en la cuestión del voluntariado. Esta semana ya se creó una comisión con el fin de regularizar este movimiento surgido entre la ciudadanía para ayudar a aquellas personas que no pueden salir a la calle y necesiten que, por ejemplo, alguien les haga la compra. Se está realizando un registro de voluntarios y, de momento, Subirats pide paciencia.

147 actas por desobediencia y un detenido

El alcalde Carles Pellicer ha recordado que desobedecer la orden de confinamiento está multado y que puede suponer sanciones de entre 300 y 1.000 euros. La reiteración es un delito y, en este caso, las mulas se sitúan entre los 600 y los 1.200 euros. Desde el lunes y hasta esta pasada noche, la Guàrdia Urbana de Reus ya había levantado 147 actas a personas y establecimientos que habían desobedecido la orden de confinamiento. Además, se ha detenido a una persona por reiteración. “La administración ya puede tomar todas las medidas que hagan falta, que si los ciudadanos no hacen caso, el virus lo tiene más fácil para ganar la partida. La medida más efectivas son las que se toman individualmente”, ha reiterado el alcalde de Reus.

Por su parte, Subirats ha recordado que las personas con autismo tienen la autorización de salir a la calle en el momento de máxima crisis con el fin de evitar autolesiones o escenas de violencia. Además, ha anunciado que la medida se amplía a todos los colectivos con discapacidad. Estas personas pueden salir acompañados de una única persona. Además, tienen que llevar encima el carné de discapacidad, el DNI y una fotocopia del diagnóstico.

En el caso de las personas sin techo detectados en Reus, han sido dirigidos en un hotel “para que tomen también las medidas preventivas”. Los establecimientos hoteleros tendrán que cerrar sus puertas en un plazo de siete días (por Real Decreto), pero se estaría trabajando para que estas personas que no disponen de vivienda pudieran quedarse.

Seis casos en el Hospital de Reus

Según las últimas cifras, anunciadas por Òscar Subirats, en el Hospital Universitat Sant Joan de Reus hay un total de seis casos del nuevo coronavirus. Cuatro de los pacientes están en planta y los dos restantes, en la UCI. “El centro hospitalario tiene planes de contingencia para poder atender un número elevado de casos”, ha explicado el concejal. Un plan que también tienen el resto de centros de la ciudad. En cuanto a los CAP (Centres d’Atenció Primària), Subirats ha avanzado que se está trabajando en una reorganización y que en las próximas horas se informará de las medidas tomadas al respecto.

Temas

Comentarios

Lea También