Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cirugía: Las manos más precisas del Hospital Sant Joan

Quince cirujanos y una treintena de enfermeras forman un servicio puntero donde casi el 80% de las operaciones se realizan por laparoscopia, una cirugía mínimamente invasiva

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de los profesionales del servicio de Cirugía del Sant Joan, encabezado por Daniel del Castillo. Foto: alba mariné

Imagen de los profesionales del servicio de Cirugía del Sant Joan, encabezado por Daniel del Castillo. Foto: alba mariné

Por su manos pasan unos 3.000 pacientes al año, entre intervenciones programadas y de urgencia. Nos referimos al servicio de Cirugía del Hospital Sant Joan de Reus, formado por una quincena de especialistas (12 de cirugía general y del aparato digestivo y 3 de cirugía plástica y reparadora), más el personal de enfermería y auxiliares, que ronda la treintena. Sin contar los cinco médicos residentes en formación y las enfermeras de quirófano.

El directordel servicio, Daniel del Castillo, , quien también es profesor de la Facultat de Medicina,. explica que «nuestro gran esfuerzo, como unidad, es el de ofrecer una cirugía universitaria. La docencia es muy importante para nosotros y somos la única Facultat de Medicina del Estado en la que los alumnos de segundo entran en un quirófano. Además hacemos investigación clínica y experimental, lo que nos enseña a tener más rigor y un espíritu crítico».

El Hospital Sant Joan de Reus cuenta con una decena de quirófanos, de los cuales ocho son utilizados durante la semana para cirugía programada. Del Castillo recuerda que «en la actualidad, hemos alcanzado un elevado grado de superespecialización dentro del servicio». Eso significa que los diferentes médicos de la unidad se han convertido en auténticos expertos en diferentes tipos de cirugía. Por ejemplo, el Sant Joan cuenta con cirujanos subespecializados en cirugía bariátrica y metabólica, «una de las potentes del servicio y en la que somos referencia», recuerda Del Castillo. Pero también son pioneros en cirugía de la diabetes, y están especalizadas en otras como la del colon, endocrina, de la pared abdominal, hepatobiliopancreática o la esofagogástrica.

 

Cirugía laparoscópica

Pero si en algo se caracteriza el servicio de Cirugía del Hospital Sant Joan de Res es en su fortaleza como expertos en cirugía laparoscópica. El director del servicio recuerda que «antes, los cirujanos extipárbamos todo. Después, con el paso del tiempo, se consiguió avanzar hacia la reparación de órganos, lo que se conoce como cirugía funcional. El siguiente paso fue la cirugía de sustitución, el trasplante, hasta llegar a la cirugía mínimamente invasiva, colocando cámaras en las cavidades a través de la tecnología audiovisual».

En este último caso, el servicio de Cirugía del Hospital Sant Joan de Reus realiza entre el 70% y el 80% de su intervenciones a través de la laparoscopia. Los beneficios de la aplicación de esta técnica quirúrgica son múltiples, tanto desde un punto de vista profesional como para el paciente. Daniel del Castillo recuerda que «si antes un paciente necesitaba entre siete u ocho días para recibir el alta, gracias a la laparoscopia puede estar fuera del hospital a las 48 horas o tres días. Las intervenciones son menos invasivas, hay menos dolor y la recuperación es más rápida, por lo que el paciente puede recincorporarse antes al trabajo».

La cirugía plástica y reconstructiva también está en augue en el Hospital Sant Joan ya que «la dirección quiere potenciarla», comenta Del Castillo, quien aclara que «no se trata de cirugía estética, sino de reconstrucción, por ejemplo, de grandes extirpaciones por tumores, o de mamas que han tenido que ser extirpadas a una mujer que sufre cáncer, o de gente que se ha adelgazado muchísimos kilos por la cirugía bariátrica y le cuelgan las pieles del cuerpo».

El trabajo del personal de enfermería del servicio de Cirugía del Sant Joan es «esencial», tal y como explica Daniel del Castillo, quien añade que «está muy implicado. Además, hay que tener en cuenta que las enfermeras son las que, al final, están más tiempo con el paciente. Nosotros, al fin y al cabo, lo operamos y después lo podemos ver unos minutos cada día para ver su evolución. Pero las enfermeras son las que le aportan todos los cuidados, además del cariño y de establecer una relación con él. Estamos hablando de un apoyo tanto técnico como moral al paciente».

Daniel Del Castillo también explica que «tenemos proyectos comunes con las enfermeras, como el Fastrac, una modalidad que consiste en un circuito que ayuda a una mejor recuperación del paciente. Por ejemplo, dos días antes de la operación se le pone una dieta para que no tenga que estar en ayunas 24 horas antes de la operación. Además, a las pocas horas de haber sido intervenido, se le levanta y ya puede ingerir líquidos. Todo ello implica que la recuperación de la persona operada es más rápida. La implicación de las enfermeras es básica para que esto sea posible», explica el director del servicio de Cirugía.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También