Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comunicación a través del tacto y el equilibrio en el Trapezi

El segundo día de feria vino cargado de actividades ayer tarde y muchas familias dieron la bienvenida al fin de semana viendo una función

Cristina Valls

Whatsapp
El espectáculo de Circo No Ato contó con una multitud de asistentes en la Llibertat.  FOTO: A. gonzález.

El espectáculo de Circo No Ato contó con una multitud de asistentes en la Llibertat. FOTO: A. gonzález.

La compañía brasileña Circo No Ato fue una de las primeras agrupaciones artísticas, en el marco de la Fira del Circ de Catalunya El Trapezi 2019, que actuó ayer viernes en la segunda jornada del evento anual circense –entre muchas otras–. Ésta en particular lo hizo en la plaza de la Llibertat de Reus, con un escenario cerrado con lonas y  semicircular. El Trapezi se esperaba con muchas ganas o la temática de dicho espectáculo debió generar mucha expectación. Tal vez fueran las dos, o porque el aforo era limitado. 

El caso es que a tan sólo cinco minutos de la hora convenida (18 horas), ya había una larga cola formada en la zona de entrada: familias con hijos y numerosos grupos de amigos. Armados también con programa en mano, muchos de los asistentes al final de la cola consultaron las alternativas de otros espectáculos, por si no conseguían entrar al de la plaza de la Llibertat. 

Pasado el primer cuarto de hora, Circo No Ato inició el espectáculo A Salto Alto-entre gentilezas e exterminios, con una música muy alta que marcó el ritmo. Cada uno de los intérpretes se colocó en su puesto y empezó a lucirse ante el público que, pronto, quedó mudo. El grupo de bailarines quiso contar una historia y se fue comunicando entre sí a través de movimientos estudiados. Hubo mucho contacto, se pudieron ver sus siluetas musculosas entrelazándose en un nudo humano muy dinámico, incluso simpático. Cada tirabuzón en el aire, cada voltereta, fue correspondida con un aplauso merecido. 

Los espectadores saborearon una función al aire libre entretenida, pero los niños incluso exclamaron admirados. Uno de los puntos álgidos en los cincuenta minutos de actuación se produjo cuando los profesionales de Circo No Ato se desvisiteron –literalmente– para representar el acceso a otra forma de vida. 

Desvestirse de las experiencias

Así pues, los artistas se desvistieron de sus experiencias y del aprendizaje adquirido. El objetivo era crear una atmósfera de tensión, para darle un nuevo sentido a la vida. Durante el desarrollo de la performance se reflejó también una fuerte crítica al consumismo, quisieron reinventarlo todo para empezando de cero. Fueron cómicos y divertidos un par de momentos en que las tres intérpretes femeninas se colocaron unos tacones rojos a juego y empezaron a correr por el escenario. Por su parte, los chicos presumieron con sus gafas de sol. Todas y cada una de las acciones llevadas a cabo estuvieron muy bien integradas junto a grandes dosis de acrobacias y ejercicios de contorsionismo. En uno de estos ejercicios, de hecho, consiguieron incluso hacerse un selfie con un teléfono móvil.

Infinidad de formatos

La programación de ayer incluyó también otros espectáculos con infinidad de formatos, tanto al aire libre como en espacio cerrado. Fue un ejemplo el llevado a cabo en la avenida del Carrilet a cargo de la compañía Atirofijo Circ –formada por Guillem Vizcaíno y Mari Paz Arango–, quienes presentaron el show A s’ombra. La pareja artística, en este caso, vino a la capital del Baix Camp a explicar una historia. Se pusieron en la piel de viajeros errantes, quienes transitaron por los sentidos y la experimentación. Una de las cualidades que los caracteriza es la versatilidad, puesto que el espectáculo comprende diversas disciplinas del circo, como por ejemplo el trapecio a vuelo, el lanzamiento de cuchillos y los equilibrios acrobáticos. Los interesados podrán disfrutar de A s’ombra hoy sábado (19 horas) y mañana domingo (18 horas) en el mismo lugar. 

Temas

Comentarios

Lea También