Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Con la industria en el punto de mira

Crónica. Sebastià Domènech: El candidato del Partido Popular a las municipales habla de futuro en la Cambra y critica el trabajo de Pellicer como alcalde

Carla Bergadà

Whatsapp
Sebastià Domènech, ayer durante su intervención en la Cambra de Comerç.  FOTO: Alfredo González

Sebastià Domènech, ayer durante su intervención en la Cambra de Comerç. FOTO: Alfredo González

Del Espanyol y buen ‘buscador de bolets’. Así empezó describiéndose el candidato del Partido Popular a la alcaldía reusense, Sebastià Domènech, quien ayer impartió una conferencia en la Cambra de Comerç. Una cincuentena de personas lo escuchó hablar de proyectos y propuestas futuras para la ciudad pero, sobretodo, de críticas y reproches a Carles Pellicer. El popular llegó a asegurar, de hecho, que  «Pellicer no pasará a la historia como un buen alcalde».

Con el eslogan de la campaña electoral —de la que todavía no se ha presentado la lista de candidatos— al fondo, Domènech expuso sus ideas durante poco más de 40 minutos. «Reus el que ímporta», podía leerse detrás del candidato que se aventuró a enumerar un seguido de promesas que llevaría a cabo si llegase al gobierno municipal; hecho más que complicado con la fragmentación política que se avecina.

Los constitucionalistas quieren crear una gran zona industrial que atraiga a grandes empresas y que ello se traduzca en un crecimiento de población. Para los populares, si la ciudad no crece hasta 130.000 habitantes, «no tendrá impulso real en el territorio». Entre sus propuestas electorale se encuentra la mejora de las comunicaciones, crear la figura del concejal de barrios, abrir una oficina municipal de alquileres, potenciar el comercio en el centro de la ciudad y cambiar el nombre del Parc de l’U d’octubre.

Domènech no terminó su intervención sin antes hacer un repaso a los errores del gobierno actual. Para el concejal del PP, la gestión del Hospital, del contrato de la basura, la todavía cerrada residencia de Horts de Miró o el inexistente Baixador de Bellissens son los principales casos abiertos que deja Carles Pellicer.

El turno de preguntas contó con apenas tres participantes. Entre ellos, una mujer que se levantó en medio de la sala para decir que no había entendido «nada» pero que el PP tenía su voto.

Temas

Comentarios

Lea También