Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cortan la luz y el agua de las familias okupas de Reus

Los operarios se han presentado este viernes a primera hora de la mañana para dejar sin suministro a los pisos ocupados de la calle Joan Coromines. Han intervenido agentes de los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana de Reus sin que se produjeran incidentes remarcables 

F.G.

Whatsapp
Los operarios de Fecsa Endesa en el momento de iniciar el corte del suministro de la luz. Foto: A.M.

Los operarios de Fecsa Endesa en el momento de iniciar el corte del suministro de la luz. Foto: A.M.

Las familias que ocupan 17 pisos de la calle Joan Coromines de Reus ya no disponen de luz ni de agua. Operarios de Aigües de Reus y de Fecsa Endesa se han presentado a primera hora de la mañana para cortar el suministro de las viviendas ocupadas de los bloques 4 y 6 de esta calle situada cerca del tanatorio municipal. Y lo han hecho acompañados de varias patrullas de los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana de Reus que se han encargado de avisar a las familias okupas, todas ellas de etnia gitana, que se procedería a cortar la electricidad y el agua. Durante la actuación no se han producido incidentes remarcables, si bien los residentes consideraban injusta la medida y han recordado que en los pisos viven muchos niños. No descartan hacer algún tipo de movilización de protesta al respecto.

Imagen de la calle Joan Coromines durante la actuación de esta mañana. Foto: A.M.

La operación ha empezado a las 8 de la mañana de este viernes con los agentes de la Guàrdia Urbana prohibiendo la entrada y salida de vehículos en toda la calle Joan Coromines. Tras avisar y conversar con algunos miembros de las familias en medio de la calle, los trabajos han empezado por el bloque número 6.

Los operarios de Fecsa Endesa han cortado el suministro eléctrico del bloque, todos los pisos están ocupados, a través de la arqueta principal que se encuentra al lado del portal. Al finalizar la han precintado. Después han procedido a actuar en el número 4 interviniendo de forma distinta ya que en ese edificio reside la única persona propietaria de la vivienda. Después ha sido el turno de los operarios de Aigües de Reus que han cortado el agua de las viviendas. Las actuaciones se han alargado durante unas dos horas y han generado bastante expectación entre vecinos y peatones.

Los 17 pisos ocupados son propiedad del BBVA y fueron construidos hace unos 10 años

La presencia de okupas ha revolucionado el barrio desde su llegada. De hecho, algunos de los vecinos aseguraban al Diari estar preocupados por todo lo que estaba ocurriendo. No obstante, varias de estas familias de etnia gitana contactaron con este medio para acallar la alarma generada y poder dar su versión. "Somos gente civilizada y nada problemática", explicaban, mientras dejaban claro que su voluntad es la de poder llegar a un acuerdo con la entidad propietaria de los inmuebles y pagar un alquiler social. Los inmuebles son propiedad del BBVA y fueron construidos hace unos 10 años sin que se llegaran a vender. 

 

Temas

Comentarios

Lea También