Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Crece el malestar entre los padres de Reus por la adscripción única al instituto

Una treintena de padres fuerza una reunión con Ensenyament para transmitirle su indignación. También se quejarán al Síndic

Francesc Gras

Whatsapp
Una treintena de padres y madres se concentró  ayer por la tarde en la plaza del Teatre y, después, se reunió con los responsables de Ensenyament en la OME. FOTO: Alba Mariné

Una treintena de padres y madres se concentró ayer por la tarde en la plaza del Teatre y, después, se reunió con los responsables de Ensenyament en la OME. FOTO: Alba Mariné

El malestar entre los padres y madres de las escuelas públicas de Reus por la implantación de la adscripción única a la hora de matricular a sus hijos al instituto no deja de crecer. Este lunes, una treintena de padres de varios colegios de la ciudad, junto con otro de Castellvell del Camp, se han reunido en la plaza del Teatre con el objetivo de organizarse. Todos coincidían a la hora de mostrar su indignación por la decisión adoptada por la Taula Mixta d’Ensenyament, ya que entienden que elimina su libertad de elección y que, además, se produce a las puertas de iniciar el periodo de preinscripción. 

Tras iniciar una recogida de firmas en Change.org, los padres y madres reunidos han acordado presentar una queja al Síndic de Greuges. También, ha explicado uno de los presentes, «presionaremos  para que las AMPAs de los colegios presenten una queja formal».  Asimismo se lo han hecho saber tanto a la concejal de Ensenyament, Dolors Sardà, como a la directora territorial de Ensenyament de la Generalitat, Imma Reguant, en la Oficina Municipal d’Escolarització (OME). De hecho, los padres y madres han forzado una reunión con las representantes de ambas administraciones para expresar su preocupación y malestar. 

Los padres lamentan la 'nula implicación del Ayuntamiento para defender los intereses de las familias de Reus'

Durante el encuentro, que se ha alargado durante más de una hora, los padres han criticardo la falta de información del Departament de Ensenyament y la «nula implicación del Ayuntamiento para defender los intereses de las familias de Reus», ha sentenciado uno de ellos. También han lamentado que se apueste por un modelo «que sólo busca potenciar la educación concertada y privada». 

Entre los presentes a la reunión han estado presentes padres de las escuelas Joan Rebull, Isabel Besora, Montsant, Cèlia Artiga, Teresa Miquel, Prat de la Riba, La Vitxeta, Mowgli y la Escola Santa Anna de Castellvell. También estuvo siguiendo los acontecimientos una representante de la Federació d’Associacions de Mares i Pares d’Alumnes de Catalunya (FAPAC).

Una decisión necesaria

Durante su intervención, la directora territorial de Ensenyament ha desmentido que se estuviera improvisando un nuevo modelo educativo y que se perjudique a la educación pública. También ha explicado que la decisión de aplicar la adscripción única al instituto fue tomada con el conocimiento de los directores de los centros educativos y tras varias reuniones con el objetivo de garantizar una plaza a todos los niños y niñas que empezarán el ciclo de secundaria.

En el transcurso de la reunión, también se ha recordado que el nuevo modelo no impide a los padres poder elegir otros institutos más allá del asignado, aunque, como ya ocurriera el año pasado, el estudiante se sitúa al final de la lista y a la espera de que resten plazas libres.  

La puesta en marcha de la adscripción única, explicaron fuentes municipales hace unos días, se debe al incremento de alumnado surgido a consecuencia del boom de natalidad que se produjo en el año 2006. Una situación que los padres volvieron a rechazar apuntando que hace años que se tenía conocimiento de que esto iba a ocurrir. 

De hecho, el exceso de estudiantes que ahora quieren acceder al instituto ya tuvo lugar años atrás en P3. Por aquel entonces, la problemática estuvo entre las familias que querían matricular a sus hijos por primera vez en una escuela pública. La gran demanda ya derivó en una disputa para escoger centro educativo.

Temas

Comentarios

Lea También