Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuarenta bodegas y más de 160 vinos llenan la Llibertat por la Reus Viu el Vi

La ciudad se convierte durante este fin de semana en el punto de encuentro de los amantes del mundo vitivinícola. El expresidente de la Cambra de Comerç, Isaac Sanromà, dio ayer el pistoletazo de salida a la undécima feria del vino

Carla Bergadà

Whatsapp
Cuatro jóvenes catando algunas de las referencias que se pueden probar en esta edición.  FOTO: Alfredo González

Cuatro jóvenes catando algunas de las referencias que se pueden probar en esta edición. FOTO: Alfredo González

La capital del Baix Camp se adentra de pleno en el sector vitivinícola durante este fin de semana. Hasta mañana, las casetas de las bodegas del territorio reinaran en la Plaça de la Llibertat. La onceava edición de la Reus Viu el Vi empezó ayer por la tarde, tras la inauguración del ex presidente de la Cambra de Comerç, Isaac Sanromà, y la actuación de la Geganta Arlet del barrio del Carme y del gegant Peret Ganxet del barrio del Santuari.

Desde que se dio el pistoletazo de salida fue constante la afluencia de gente que llenaba el espacio de la feria. Justo debajo de la carpa central estaba Rocío Ramos acompañada de tres amigos. Dos de ellos, él del Líbano y ella de Ucrania, aprovecharon su visita a la ciudad para descubrir los secretos del mundo del vino. «Es el primer año que vengo a la Reus Viu el Vi pero me parece una manera genial de darlo a conocer», comentaba Rocío, con una copa en la mano.

Más allá, en otra de las mesas, tres jóvenes cataban algunas de las propuestas vinícolas. Eran Gerard Domènech, Sergio Lozano y Eric Acosta. Ésta también era la primera vez que Gerard visitaba la ya consolidada feria del vino reusense. Sergio y Eric estuvieron la pasada edición en la Plaça de la Llibertat. «Me gustó mucho el ambiente y la manera de catar los distintos vinos», explicaba Sergio. Aunque para Eric, «sería ideal que pusieran bancos o algún sitio para sentarse». 

Las bodegas participantes también descontaban los días para el regreso de la Reus Viu el Vi. Josep Busquets, de Cingles Blaus —DO Montsant—, auguraba que «este será un buen año». Mientras servía una copa, confesaba que «en cada una de las ediciones hay más afluencia de público». Y es que Cingles Blaus ha participado en la muestra desde que se puso en marcha hace ya once años.

En la caseta de la bodega Cap de Ruc —Do Montsant—estaba Jaume Giralt, quien dijo esperar que «realmente sea una feria en la que los vecinos de Reus salgan a disfrutar, pasar una buena tarde, probar gastronomía y catar las Denominaciones de Origen que tienen al lado de su casa». 

El lote de cinco catas cuesta 13 euros. FOTO: alfredo gonzález

Muestra del Vermut

La undécima edición de la Reus Viu el Vi, que acabará mañana, cuenta con la participación de las Denominaciones de Origen de la Cambra de Comerç de Reus. Este año, por segunda vez, también hay una muestra del Vermut de Reus. En total, se pueden probar más de 160 vinos de una cuarentena de bodegas y ocho proveedores gastronómicos repartidos en más de cincuenta estands ubicados en la céntrica plaza. Cabe recordar que la muestra abrirá hoy de 17.30 horas a 23.30 horas y mañana, domingo, de 17.30 horas a 22.00 horas. 

Los asistentes al evento pueden comprar el lote de cata que incluye la copa oficial, cinco degustaciones, ‘el portacopes’, el catálogo y la posibilidad de ganar el sombrero del evento, por trece euros. Además, durante hoy y mañana, de 12.00 a 14.30 horas, la Reus Viu el Vi estará abierta solo para la cata de vermut. Se podrán degustar las marcas locales Cori, Miró, Rofes, Or del Camp, Olave, Fot-li, Iris De Muller y las invitadas: el Vermut Mercadal y el aperitivo Cap de Burro. 

Quienes quieran, podrán comprar un vaso de cristal especial del Vermut de Reus a dos euros y medio que incluirá dos catas de vermut. También habrá patatas y olivas a un euro. Y por seis euros, se podrá adquirir el lote entero con el sombrero de la muestra.

En esta edición, en el área gastronómica se pueden probar varias especialidades al precio de dos euros y medio. Entre las opciones, la tapa elaborada por Gerson Ribal por la DOP Siurana y otras opciones de nuevos proveedores que presentan sus creaciones con productos vinculados en el territorio. 

Además, durante el fin de semana actuarán dos DJ que pincharán música en directo en unas carpas. En cuanto a la vertiente solidaria, se puede adquirir la edición limitada de Vermut Frías, creada por Vermuts Miró, y lo que se recaude se destinará íntegramente a la fundación Amics de Joan Petit Nens amb Càncer.

Temas

Comentarios

Lea También