Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuatro nuevas calles de Reus serán peatonales para evitar el contagio del Covid-19

El Raval Santa Anna, la calle Sant Llorenç, los carriles norte de la avenida Sant Jordi y la calle Escultor Rocamora serán de uso exclusivo peatonal de 18:30 a 21:30, del 5 al 21 de junio

Salvat Jordina

Whatsapp
Cuatro nuevas calles de Reus serán peatonales para evitar el contagio del Covid-19

Cuatro nuevas calles de Reus serán peatonales para evitar el contagio del Covid-19

A partir de este viernes cinco de junio y por un periodo de dos semanas, el arrabal de Santa Anna, los carriles norte de la avenida Sant Jordi, la calle del Escultor Rocamora y el tramo de la calle Sant Llorenç hasta la calle Sant Esteve serán de uso exclusivo para peatones. Esta limitación se aplicará entre las 18:30 y las 21:30 horas, de lunes a domingo, hasta el 21 de junio. 


Se trata de una medida impulsada por la Comissió d’Entorn Urbà post Covid 19 del Ayuntamiento que busca evitar los contagios durante el progresivo desconfinamiento de la población. «Configuramos así un eje para peatones más seguro, de unos dos kilómetros y medio, que conecta dos grandes pulmones verdes como son el parque de Mas Iglesias con el parque Sant Jordi» destacó la concejal de Urbanisme i Mobilitat, Marina Berasategui, añadiendo que, a pesar de ser una medida provisional circunscrita al coronavirus «no esconde el modelo de ciudad que queremos en un futuro». 


La medida se aplica en un franja horaria «conforme a las aglomeraciones en la calle dado el calor  del verano» y busca «equilibrar el uso del espacio urbano con la promoción de la distancia de seguridad mínima entre las personas en la vía pública». En ese aspecto, Berasategui destacó que se trata de una decisión acorde con la priorización del entorno urbano más sostenible y tranquilo, que coge de referencia la prueba piloto de la peatonalización del arrabal Santa Anna, que se efectuó este pasado invierno. En esta linea, ha señalado que las limitaciones del paso de vehículos en las vías urbanas son «revisables y deben tener continuidad».

Más carriles bici
Otra medida adaptada al desconfinamiento pero con trazas de implantación futura es la ampliación de itinerarios para bicicletas. En este caso, el consistorio tiene previsto poner en funcionamiento un itinerario circular de carril bici, mezclando los ya existentes con los de nueva creación, lo que implicaría reducir la velocidad del tráfico a 30km/h en los viales afectados, que todavía están por confirmar.
Según los cálculos del consistorio y teniendo en cuenta los plazos de adjudicación y ejecución de los trabajos de señalización horizontal y vertical, la medida tendría que estar lista el próximo mes de julio. 


Según la concejala de Mobilitat, esta ampliación de la red del carril bici tendrá una duración «de varios meses» y también es «una medida revisable y provisional», sin embargo se presenta como «un avance táctico en el despliegue del Pla de la Bicicleta de Reus». Con todo, Berasategui ha destacado que las dos nuevas medidas «son coherentes con la promoción de una movilidad sostenible, saludable y eficiente  ya que estas dos formas de movilidad son las que generan menos riesgo de contagio durante la pandemia».

Ampliación de terrazas

Estas dos medidas se suman a otras dos líneas de acción aplicadas por el Ayuntamiento  para adaptar medidas de seguridad en el entorno urbano durante el desconfinamiento. Por un lado, la ampliación de la zona de las terrazas de la restauración. En la ciudad, de 317 terrazas, 102 han solicitado la ampliación. Unos trámites que, según la concejal de Promoció, Montserrat Caelles, "los gestamos con al máxima celeridad posible, dado que tenemos que ir al establecimiento y adaptar el caso de forma individualizada". Las normativa pide que se guarden una distancia de dos metros entre cada mesa  y dos metros de perímetro con el paso de los peatones. 

El Ayuntamiento también impulsó otra medida con la señalización de los pasos de peatones y las calles peatonales para recordar la medida de prevención de guardar dos metros de seguridad de distancia física. La concejal de Seguridad, Dolors Vázquez explicó que "la medida ya está prácticamente acabada en el centro y ahora se ampliará en los barrios de la ciudad". 

Temas

Comentarios

Lea También