Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuenta atrás del Centre Comercial La Fira a 4 meses de abrir puertas

Con el edificio casi acabado, los trabajos se centran ahora en su equipamiento y la urbanización exterior
Whatsapp
Aspecto actual del edificio del Centre Comercial La Fira, cuyas obras está previsto que finalicen el próximo mes de noviembre. Foto: Alba Mariné

Aspecto actual del edificio del Centre Comercial La Fira, cuyas obras está previsto que finalicen el próximo mes de noviembre. Foto: Alba Mariné

En noviembre de 2008 empezaban los trabajos de excavación del enorme agujero donde debían levantarse los cimientos del nuevo centro comercial que Metrovacesa iba a construir en la ciudad, un proyecto que iba a revolucionar el sector del comercio en la ciudad de Reus. Ocho años después -y después de unos trabajos interminables y llenos de obstáculos- el Centre Comercial La Fira (así fue bautizado hace unos meses) está muy cerca de ser una realidad.

Hace meses que el skyline de la avenida de Sant Jordi ha cambiado sensiblemente. El nuevo centro comercial se levanta majestuoso donde antaño estuvo la vieja Fira de Reus. Con la estructrura prácticamente acabada, los trabajos se centran en el equipamiento interior de los locales comerciales y en la urbanización exterior. Por ejemplo, desde hace unos días se ha cortado a la circulación uno de los dos carriles de la avenida Onze de Setembre, en dirección a la plaza Pompeu Fabra, para construir la acera y la parte de los exteriores de esta zona del centro comercial. El trabajo es intenso para tener todo a punto dentro de cuatro meses, ya que para noviembre está previsto que finalicen las obras y que el centro comercial abra puertas para la próxima campaña navideña.

Principales marcas

Hasta el momento, Metrovacesa ha desvelado algunos nombres de importantes firmas comerciales que se instalarán en su centro. Entre estas están tres de los principales actores del sector textil, como son los grupos Inditex y Cortefiel y la marca de ropa y complementos H&M. De esta forma, Inditex desembarcará en el nuevo centro comercial con establecimientos de sus principales cadenas, como Zara, Massimo Dutti, Zara Home, Oysho, Stradivarius, Pull & Bear y Bershka.

Por su parte, el grupo Cortefiel instalará sus tres enseñas -Cortefiel, Springfield y Women Secret, mientras que el gigante sueco H&M abrirá una amplia tienda pensada para toda la familia.

Entre las tres empresas ocuparán 11.000 metros cuadrados de los 30.000 de superficie comercial con los que cuenta todo el centro comercial. Tanto H&M como Cortefiel se estrenarán por primera vez en la capital del Baix Camp, mientras que Inditex ya cuenta con una gran presencia en la ciudad, con diferentes tiendas repartidas por el centro.

Al margen de estas grandes cadenas textiles, otros operadores también han confirmado su presencia en el Centre Comercial La Fira. Se trata de empresas del sector de la restauración, juguetería, textil, cosmética y estética. Por ejemplo, en el ámbito de la restauración, la cadena de hamburguesas Burger King ocupará un local de unos 300 metros cuadrados. También estará presente Drim, un grupo catalán especialista en juguetes, hobbies y puericultura. Lo hará con un local de más de 800 metros cuadrados. Por su parte, Punto Roma, líder español de moda en el segmento de las tallas a partir de la 38, ha firmado un local de 380 metros cuadrados.

En el sector de la perfumería y cosmética, La Fira contará con un emblemático establecimiento, Druni, de más de 200 metros cuadrados, en el que se podrá elegir entre un amplio surtido y las mejores marcas en perfumería, cosmética, maquillaje, aseo personal y parafarmacia.

El sector del ocio también ha confirmado su aterrizaje en el Centre Comercial La Fira. La semana pasada se conocía que la firma Ozone Bowling estará presente con una bolera de última generación que ocupará un espacio de 1.400 metros cuadrados.

¿Fuga de franquicias?

La política comercial que seguirá el grupo Inditex en la capital del Baix Camp es toda una incógnita que preocupa al sector comercial de la ciudad. Sobre todo por la posibilidad de que sus responsables eviten doblar locales y decidan cerrar algunas de las tiendas que tienen en el centro de la ciudad. Desde Unió de Botiguers ya han manifestado en más de una ocasión que si algunas de estas franquicias del centro acaban cerrando sería perjudicial para el comercio tradicional, de toda la vida, de Reus, ya que las grandes marcas actúan como reclamo para atraer al máximo número de visitantes y compradores en el centro de la ciudad.

A la espera de desvelar esta incógnita, y de saber de qué manera podrá influir la llegada del centro comercial en los hábitos comerciales de los reusenses, lo cierto es que las obras de construcción del nuevo Centre Comercial La Fira avanzan a muy buen ritmo y las instalaciones serán una realidad en cuatro meses.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También