Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Declara otro bombero de Reus por la causa de incitación al odio contra la policía española

El investigado, que ha recibido el calor de un centenar de personas, solo ha respondido a las preguntas de su abogada

ACN

Whatsapp

Este viernes ha declarado, en los juzgados de Reus, otro bombero investigado en la causa por un supuesto delito de odio contra la policía española. Durante la comparecencia ante el juzgado de instrucción número 2, que también lo investiga por un presunto delito de malversación de fondos públicos, el hombre sólo ha respondido a las preguntas de su abogada, Sandra Figueras, del colectivo Advocats Voluntaris 1 d'Octubre.

Con él ya son al menos cuatro los efectivos de este cuerpo de emergencias que han declarado en sede judicial. La declaración de un segundo bombero prevista también para este viernes, ha quedado aplazada después de que acreditara que no podía acudir. Además, según fuentes jurídicas, se ha pedido identificar varios bomberos más, por lo cual no se descarta que el número de investigados aumente. El bombero investigado ha recibido el calor de un centenar de personas que le han apoyado a las puertas de los juzgados de Reus.

La jueza investiga la presunta participación de los bomberos en las protestas ante el Hotel Gaudí, donde había un centenar de policías españoles alojadospor el 1-O, durante la parada del 3 de Octubre. Después de recibir denuncia del cuerpo policial, el juzgado solicitó un detalle de las salidas que efectuaron los camiones desde el Parc de Bombers de Reus para constatar si alguno de ellos se había desplazado hasta el establecimiento hotelero y si esto derivaría en un presunto delito de malversación de fondos públicos. 

En esta causa también están imputados el alcalde de Reus, Carles Pellicer, y seis regidores más del PDeCAT, ERC, Ara Reus y la CUP del Ajuntament de Reus por el manifiesto firmado el 3 de octubre en protesta por la violencia policial y pidiendo la retirada de los agentes de la policía española y la Guardia Civil desplazados a Cataluña. El texto firmado por el alcalde y los portavoces municipales instaba a los propietarios del Hotel Gaudí del centro de la ciudad a hacer marchar a los agentes. 

Comentarios

Lea También