Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncia las largas listas de espera del Hospital Sant Joan de Reus

A Francesc Hernández, enfermo crónico de espalda, le citaron para dentro de ocho meses

Joel Gomis

Whatsapp
Francesc Hernández delante de una residencia de verano en Cambrils. FOTO: Alba Mariné

Francesc Hernández delante de una residencia de verano en Cambrils. FOTO: Alba Mariné

Francesc Hernández, es un vecino de Reus de 61 años de edad, que trabaja como comercial. Hernández tiene dolores crónicos en la espalda y además sufre de males en la pierna izquierda, lo que le impide andar con normalidad. Después de más de una década de visitas a médicos, pidiendo visita para el traumatólogo para sus problemas de espalda, desdel Hospital Universitari Sant Joan de Reus le citan en traumatología para marzo de 2019. 

Las listas de espera le han obligado a acudir a la sanidad privada para ser atendido en el menor tiempo posible. No puede esperar hasta marzo. Hernández cuenta al Diari que «hace tres meses empecé a sufrir dolores en la pierna izquierda, motivo por el cual no puedo andar sin ayuda». Cuando le surgieron estos males, Francesc tuvo que empezar a ir con silla de ruedas. Al cabo de un tiempo pudo utilizar un andador y desde hace unos quince días puede caminar con muletas. 

El propio Hernández relata que «empecé a ir al psicólogo porque estaba hundido y necesitaba ayuda». Además, añade que «no podía levantarme de la cama sin que mi mujer me ayudase». Ahora puede intentar levantarse él solo aunque a veces necesita a alguien que le asista. 

Los dolores en la pierna vienen porqué «la tenía hinchada y con líquido, que me sacaron», comenta un Hernández que, después de que le vendasen la pierna en el Hospital, fue enviado al CAP Marià Fortuny del Barri Fortuny para que le trataran.  Su médico de cabecera vio su informe y le devolvió otra vez al Hospital. A partir de ahí, Hernández se indignó. Le dijo a su médico del CAP que no se movería de su consulta hasta que no le diesen alguna solución. Al final, lo volvieron a llevar al Hospital.

La espalda

La pierna izquierda aún le duele y sigue cojeando. Necesita la ayuda de unas muletas para poder andar. Hernández cuenta que, de hecho, aún no sabe el origen del dolor y nadie le ha podido dar una explicación concluyente.  Sus dolores crónicos vienen de un error en una operación que le hicieron hace unos años en el antiguo Hospital de Sant Joan de Reus. Le operaron de las lumbares y un tornillo le tocó la ciática, por lo que tubo que someterse a otra intervención quirúrgica. 

Hernández cuenta que estuvo casi un año de baja y que le pusieron una placa a ambos lados del tronco y seis tornillos. Desde entonces sus dolores de espalda son crónicos. Ha ido algunas veces al médico para que le pusieran infiltraciones que le calmasen el dolor. De hecho, Hernández explica que «hace dos años estuve 15 días ingresado por culpa de la espalda y no podía ni andar». Estos dolores le impiden poder levantar peso, entre otras dificultades.

Ahora duerme en una cama articulada que le facilita una posición cómoda para poder dormir. En su día, Hernández no denunció a los médicos que lo operaron ya «que todos podemos equivocarnos». Al ser los dolores crónicos, llamó al hospital para pedir hora a su traumatólogo. Su sorpresa llegó cuando le dijeron que «no podían atenderme de inmediato y me daban cita para el mes de marzo del año próximo. Cuando pedía ser atendido por otro médico, me decían que ya tenía uno asignado», añade un Hernández que se muestra visiblemente indignado. 
Para más inri, cuando llamó al Hospital para quejarse de su situación, Hernández asegura que «me dijeron que denunciase y ya está, sin más». 

Francesc Hernández tiró de la mutua para buscarse la vida. Gracias a esto pudo obtener una filtración en la espalda en la Clínica Monegal de Tarragona, donde ha conseguido cita de forma inmediata para la Clínica del Dolor y traumatología.  Hernández no entiende que «en el Hospital Sant Joan no me pudieran atender hasta marzo». Además, añade que «me han visitado seis médicos y todos me han diagnosticado de forma distinta».

En esta ocasión, cuando esté totalmente recuperado de su problema actual con la pierna, asegura que «denunciaré. Lo haré porque no quiero que vuelva a pasar y que los que vienen detrás de mi no pasen por lo mismo». Hernández insiste que luchará hasta el final para denunciar su  actual situación. Mientras, se resigna a convivir con sus dolores crónicos en la espalda y los que tiene en la pierna izquierda. Quiere recuperar la normalidad. 

Temas

Comentarios

Lea También