Más de Reus

Denuncia llevar 12 días en una cama del Hospital Sant Joan de Reus para ser operado del fémur

Un paciente del Sant Joan se queja de que la tardanza de una prueba cardiológica ha retrasado su intervención

M.J.

Whatsapp
Joan Vallverdú, en la cama donde está ingresado desde el pasado 9 de febrero a la espera de ser operado. FOTO: ALBA MARINÉ

Joan Vallverdú, en la cama donde está ingresado desde el pasado 9 de febrero a la espera de ser operado. FOTO: ALBA MARINÉ

Joan Vallverdú lleva 12 días ingresado en el Hospital Sant Joan de Reus. Se rompió el fémur y todavía espera que le operen. Pero la intervención no llega. La pierna sigue rota, él no se mueve de la cama y se le llaga la espalda. Se siente cansado y harto. No entiende cómo ha podido ocurrir. El problema de todo, según explica el propio afectado, es un informe del cardiólogo que nunca llega. Porque la visita no se ha producido. Denuncia una situación de mala gestión por parte del centro hospitalario.

Vallverdú entró en Urgencias el jueves 9 de febrero por una rotura de fémur. Allí, según señala, le hicieron radiografías, la familia avisó a los médicos de que tenía problemas de corazón – sufre arritmia- y el médico les dijo que iría a visitarle un cardiólogo antes de operarlo. Pero, según manifiesta el propio paciente, el especialista no pasó y el viernes por la noche le subieron a planta. «Me dijeron que pasaría a verme antes de operarme, para valorar mi estado y hacer el pertinente informe. A día de hoy, aún no me ha visitado», explicaba este fin de semana el afectado.

Según comenta, el sábado día 11 estuvo todo el día sin comer ni beber porque al día siguiente tenían que intervenirle. «Cuando el anestesista se estaba mirando los informes y haciéndome las preguntas pertinentes, justo antes de la operación, ya con todo preparado, no encontró el informe del cardiólogo. Así que volvieron a subirme a planta sin hacerme nada», señala. Y añade: «Llamaron a mi mujer para ponerla al día y le dijeron que el lunes por la mañana vendría a visitarme este especialista», lamenta. No recibió la visita y el martes tampoco tuvieron noticias suyas. Ha pasado toda la semana y, explica Vallverdú, aún no le ha visto ningún cardiólogo. «Solo me llevaron a hacerme una ecografía, pero fue el miércoles, casi una semana después de haber entrado por Urgencias», apunta Vallverdú, indignado.

Este paciente, de 64 años –los cumplió el pasado 10 de febrero, ya en el hospital- se siente indignado, impotente, y muy nervioso. «Llevo once días con la pierna rota y estoy llagado. Nadie me da respuestas. ¿Dónde está el informe o autorización del cardiólogo?», se pregunta. Explica que ahora lo único que recibe por parte del centro son excusas. Pero de soluciones, ni una. De hecho, asegura que lo último que le han dicho es que tiene una intervención programada para el día 23 de este mes, el próximo jueves. Quince días después de haberse presentado en el Hospital con el fémur roto.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También