Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian 29 casos de estafas de venta puerta a puerta

La Oficina del Consumidor del Consell Comarcal del Baix Camp recibió el año pasado 29 reclamaciones de este tipo

Montse Plana

Whatsapp
La Oficina de Consum del Baixa Camp ha recibido denuncias por este fraude que ya estaba olvidado. FOTO: Fabián Acidres

La Oficina de Consum del Baixa Camp ha recibido denuncias por este fraude que ya estaba olvidado. FOTO: Fabián Acidres

Parecía que la venta fuera de establecimiento (el popularmente conocido ‘puerta a puerta’ o venta a puerta fría) había desaparecido. Ya no es habitual que un vendedor vaya casa por casa intentado vender libros, enciclopedias o muebles. Pero las reclamaciones recibidas el año pasado en la Oficina Comarcal d’Informació al Consumidor (OCIC) del Consell Comarcal del Baix Camp demuestran lo contrario, con una reaparición de esta práctica y sus consecuentes estafas dirigidas, especialmente, a gente de avanzada edad. 

Según cifras facilitadas por la OCIC, en 2018 la oficina recibió un total de 29 reclamaciones de usuarios que habían sido defraudados por este tipo de empresas. Una cifra que sorprende, y es que hacía años que esta problemática no se manifestaba, según explican fuentes consultadas de la Oficina Comarcal d’Informació al Consumidor. En 2017, la Generalitat de Catalunya puso el freno a la venta puerta a puerta, estableciendo que no puede haber visita a domicilio sin una disposición previa del comprador. Es por este motivo que esta práctica había, si no desaparecido, prácticamente. «Pero, a partir de mediados de 2018, este tipo de reclamaciones resurgieron», se detalla desde la OCIC. 

1.050 

La Oficina Comarcal d’Informació al Consumidor recibió el año pasado 1.050 consultas, 762 reclamaciones, 36 quejas y 9 denuncias. La telefonía es el sector con más reclamaciones

Fuentes de la oficina explican que se trata de empresas que disponen de bases de datos de gente que, hace años, compró algún producto a través del sistema de venta fuera de establecimiento. El funcionamiento es el siguiente: la empresa se pone en contacto con estos antiguos clientes y les dicen que en el contrato firmado en su día se establece que están obligados a comprar nuevos productos.

Las víctimas son de edad avanzada y acaban firmando el nuevo contrato. «Es una práctica totalmente fraudulenta», se señala desde la OCIC, que subrayan la necesidad de denunciar estas situaciones para poder actuar con éxito y ejercer el derecho de desistimiento antes de 14 días. 

60

Las reclamaciones a clínicas dentales han repuntado a raíz de los problemas derivados del cierre de iDental, pasando de las 28 reclamaciones recibidas en 2017 a 60 en 2018

Uno de los casos que la Oficina del Consumidor del Baix Camp ha podido solucionar favorablemente es la de una persona de 83 años. Este consumidor compró, en su momento, una enciclopedia. Años después, recibió la visita de dos empresas distintas de venta de libros comentándole que, por ser cliente de la empresa, le regalaban algunos productos y que, a la vez, estaba obligado a comprar libros, según constaría en el contrato original.

Ante la insistencia del comercial, el consumidor firmó nuevo contrato de compra de libros en las dos empresas por un importe de 1.680 y 2.300 euros, respectivamente. El usuario reclamó ante la OCIC, donde se estudió el caso. En uno de los contratos, el afectado pudo ampararse en el derecho de desistimiento. En el segundo, el plazo había terminado, pero la empresa rescindió el contrato por ser una persona mayor, considerada colectivo especialmente protegido ante las relaciones de consumo.

Temas

Comentarios