Reus Sociedad

Denuncian vandalismo en la urbanización Sant Joan de Reus

Los vecinos denuncian pintadas y mobiliario roto en la zona de juegos del barrio. Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado sábado

MAR MARTÍNEZ

Whatsapp
Los vándalos pintaron y rompieron el parque. FOTO: CEDIDA VECINOS

Los vándalos pintaron y rompieron el parque. FOTO: CEDIDA VECINOS

El sábado por la mañana, los vecinos de la urbanización Sant Joan de Reus encontraron el parque infantil en muy mal estado y lleno de latas de cerveza. Durante la noche, un grupo de personas habría estado de botellón y, aprovechado la oscuridad, hicieron pintadas y destrozaron parte del mobiliario. Las vallas que rodean el parque fueron las más perjudicadas. Los vándalos las arrancaron y colocaron encima del tobogán infantil con los clavos esparcidos por el suelo.

Ante lo ocurrido, los vecinos expresaron a través de las redes su indignación por tratarse de un parque infantil y denunciaron que los clavos que quedaron por el suelo podrían dañar a los menores que el día siguiente se acercaron a la zona.

El presidente de la asociación de vecinos de la urbanización Sant Joan, Juan Francisco Fe, asegura que «nunca había ocurrido nada parecido en este barrio». Además, el presidente explica que ya habían avisado al ayuntamiento sobre todo lo ocurrido y que se disponen a presentar una denuncia ante la policía local durante los próximos días con el fin que se abra una investigación y se actúe al respeto considerando lo sucedido como un delito incívico.

Los episodios de vandalismo son parques y plazas de la ciudad no son una novedad. Hace a penas unos meses, el Diari recogía las quejas que tenían los padres de la capital del Baix Camp al ver en qué estado se encontraban las instalaciones de los parques municipales.

Los reusenses argumentaban que el equipamiento instalado podía ser peligroso para los más pequeños. Por otro lado, los vecinos también piden que la gestión para reponer los desperfectos sea más rápida ya que, según las propias familias, el servicio municipal de mantenimiento acostumbra a tardar un par de meses hasta tener reparados los columpios rotos. Y esto supone un peligro para los usuarios.

Temas

Comentarios

Lea También