Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deporte y cultura en el barrio

Actividades culturales, deportivas y sociales forman parte de la programación de cursos que organiza la Associació de Veïns Primer de Maig de Mas Pellicer
Whatsapp
Niños del barrio Mas Pellicer que aprenden a jugar al ajedrez en el local de la entidad vecinal. Foto: Pere Ferré

Niños del barrio Mas Pellicer que aprenden a jugar al ajedrez en el local de la entidad vecinal. Foto: Pere Ferré

Un barrio crece y evoluciona a razón de los vecinos que viven en el lugar. Por esta razón dedicar tiempo y esfuerzo a atender las necesidades de los más jóvenes y todos los residentes es una prioridad para la Associació de Veïns Primer de Maig del barri Mas Pellicer. La entidad es una fuente inagotable de actividades por lo que resulta imposible no formar parte de alguno de los talleres y cursos. «Lo que queremos es que todo el mundo se sienta parte del barrio a través de los cursos y talleres que organizamos», explica Pedro Silva, miembro de la Associació Primer de Maig del barri Mas Pellicer. Los adultos pueden disfrutar de clases de zumba y también de talleres de pintura. «En ellos hay desde personas de 60 años hasta adolescentes que comparten durante unas horas a la semana su pasión por el arte», asegura. El deporte también es una parte fundamental de toda esta oferta de actividades. Por esta razón agradecen poder disfrutar en plenitud de la pista deportiva del barrio, equipada para poder jugar a fútbol, baloncesto o cualquier otro juego que se tercie.

Además de ejercitar el cuerpo también es importante ejercitar la mente. Por esta razón una decena de niños del barrio practica ajedrez con el apoyo del Consell Esportiu del Baix Camp. «Es importante que los niños además de jugar a la pelota aprendan a disfrutar de otras disciplinas que les permitan entrenar la mente», explica Pedro, quien también es el entrenador del grupo. Él mismo destaca que poco a poco este juego se ha convertido en un orgullo para los niños, ya que recientemente compitieron en los Jocs Esportius Escolars d’Escacs, consiguiendo importantes logros. «Este es el resultado del esfuerzo realizado», asegura.

Otro de los cursos que tiene lugar en el local de la Associació de Veïns Primer de Maig son las clases de árabe, que un grupo de mujeres magrebíes imparten entre los niños del barrio. «Muchos de los niños han nacido aquí y mientras que en el colegio hablan y aprenden catalán y castellano, en casa hablan árabe, pero desconocen la grafía. A través de las clases estas mujeres les enseñan desde el abecedario hasta a leer», explica Pedro. Él mismo reconoce que para algunas actividades el local se queda pequeño. «Son muchos los cursos y talleres que realizamos y a veces es una verdadero rompecabezas organizar los turnos, porque en algunos son muchas las personas que asisten», asegura.

Por esta razón no le desagrada la idea de poder ampliar las instalaciones en un futuro, aunque pone como condición que «el local tiene que estar en el barrio para poder estar cerca de los vecinos». Por todo ello la programación de actividades resulta irresistible para cualquier vecino. «Lo que queremos es que la gente se anime a participar en algún curso, porque así mantenemos vivo el espíritu del barrio», concluye Pedro.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También