Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido el autor de los disparos en la calle Vila-seca de Reus

La pelea con arma de fuego fue motivada por temas relacionados con el territorio de la droga. El arrestado es vecino de Reus de 32 años

Jordi Cabré

Whatsapp
Calle Vila-seca, de Reus.

Calle Vila-seca, de Reus.

Mossos d'Esquadra ha confirmado esta mañana que el autor de los disparos de la calle Vila-seca de Reus, este domingo a última hora de la tarde, está detenido y acusado de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y amenazas.

Se trata de un hombre de 32 años de edad y vecino de Reus que el domingo disparó con un arma corta, probablemente del calibre 22, hasta cinco disparos.

Algunos proyectiles impactaron en coches, puertas metálicas y otros en la fachada de un inmueble. Mossos se llevó el domingo hasta tres coches para obtener huellas y pruebas de balística del arma utilizada. Los vehículos, alguno incluso con irregularidades en la documentación, fueron retirados con grúa el mismo domingo a última hora de la tarde.

La detención de este hombre de 32 años es el final de una pelea entre dos clanes, uno de origen extranjero, por el control de la distribución de la droga en los barrios de Reus, según las primeras hipótesis de los investigadores.

El inicio de esta confrontación entre dos grupos, que ha terminado con un detenido (no se descartan más arrestos), empezó el domingo a media tarde en un bar de la plaza de La Sardana frecuentado por clientes de origen sudamericano.

Allí, el otro clan español se personó con cuchillos, palos, hierros y machetes con la intención de amenazar a alguien del local probablemente por el tema del territorio de la distribución de las drogas. La llegada de las patrullas policiales fue a posteriori de este primer altercado, aunque no tardarían en acudir a la segunda parte, en la calle Vila-seca, poco antes de las 20 horas del mismo domingo.

Según parece, alguno de los clientes del bar Brunch identificó a alguno de los agresores y pidió refuerzos para ir a por ellos. Así, los supuestamente agredidos y amenazados en la plaza de La Sardana buscaron venganza en la calle Vila-seca, donde se parapetaron los supuestos agresores tras dejar los coches aparcados de cualquier manera.

En la calle, la discusión y las amenazas iban acompañadas de armas blancas y de una pistola. El portador de la misma efectuó disparos disuasorios para intimidar, aunque la investigación no descarta que alguno tuviera intención de heriro o matar, aunque sin éxito. Por ello al detenerlo este mediodía se le ha acusado de tentativa de homicidio, entre otros delitos.

Mossos recogió los casquillos y las balas incrustadas en una fachada, una puerta metálica y en alguno de los coches allí estacionados. Nadie de los testigos vio nada oficialmente y por ello, se ha tardado más tiempo en poder acusar a uno de los implicados. Existe temor entre el vecindario por lo ocurrido el pasado domingo.

Coincidencia

Lo que también se ha conocido es que parte de los autores de la trifulca ya se habían peleado antes, concretamente en la madrugada del 24 al 25 de noviembre, cuando coincidieron en una las discotecas más importantes de la ciudad. Luego, la madrugada y mañana terminó con un atropello intencionado en la carretera de Castellvell del Camp y otra agresión al herido en las instalaciones del CAP Sant Pere.

Cinco jóvenes agreden gravemente a otro en el CAP Sant Pere

Momentos de gran tensión los vividos a primeras horas de la mañana de hoy domingo en el CAP Sant Pere de Reus cuando cinco jóvenes han entrado en el centro sanitario y han comenzado a agredir en la cabeza a un joven que había sido atendido poco antes.

Aquella pelea originada en la discoteca podría tener otros motivos ajenos al control del trapicheo de la droga en Reus. 

Temas

Comentarios

Lea También