Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido un padre por pegar con un cinturón a su hijo de siete años en Reus

Los profesores de la Escola Misericòrdia llevaron al pequeño al hospital Sant Joan, que activó el protocolo tras verle las heridas

J.Cabré

Whatsapp
La detención se produjo el miércoles por la tarde en el colegio Misericòrdia de Reus, cuando el padre acusado de presuntos maltratos acudió a recoger a sus hijos. Foto: Alfredo González

La detención se produjo el miércoles por la tarde en el colegio Misericòrdia de Reus, cuando el padre acusado de presuntos maltratos acudió a recoger a sus hijos. Foto: Alfredo González

Silviu I., empadronado en Reus y de nacionalidad rumana, fue detenido el pasado miércoles y acusado de un delito de maltrato infantil por haber pegado con un cinturón en las nalgas de su hijo pequeño, de 7 años de edad.

Según ha podido saber el Diari, este padre fue detenido en la tarde del miércoles –alrededor de las cinco de la tarde– en la misma puerta de la Escola Misericòrdia, donde tiene inscritos a sus dos hijos. Los agentes de la Policía Autonómica se lo llevaron en calidad de detenido después de recibir un aviso procedente del Hospital Sant Joan de Reus, cuyos médicos, tras ver al pequeño, detectaron un presunto episodio de malos tratos. El padre declaró ayer por la mañana ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Reus, que está en funciones de guardia.

La Escola Misericòrdia es el colegio público ubicado en la calle Gandesa del barrio Immaculada, muy próximo a la Avinguda dels Països Catalans. El menor había ido a la escuela por la tarde, después de comer en casa. Al llegar a clase, su profesor se percató de que no se encontraba bien y mostraba signos de dolor. Al preguntarle sobre qué le pasaba, vio que tenía marcas de agresión posiblemente de la hevilla de un cinturón. El profesor avisó a la dirección del centro y se decidió llevar en taxi al pequeño hasta el hospital.

Allí, los médicos que atendieron al pequeño vieron que las lesiones podían tener un trasfondo de violencia más allá de los moratones que se observaban. Y ante los indicios de un posible caso de maltrato en el ámbito del hogar se activó el protocolo . Los Mossos recibían la alerta y procedían a detener al padre del menor.

Silviu vive con su esposa y sus dos hijos. Aunque la denuncia del hospital Sant Joan de Reus y la detención posterior es por el presunto maltrato al pequeño, no se descarta que el hermano grande e incluso la madre hayan podido ser víctimas de la ira de este vecino de 37 años. Este extremo no lo han confirmado ni desmentido fuentes oficiales.

Ayer Silviu I. declaró en el Juzgado de Instrucción número 4. El acusado carece de antecedentes y el magistrado acordó libertad provisional con cargos. La Fiscalía pidió que se siguiera el caso desde el Direcció General d’Atenció a la Infància i a l’Adolescència (DGAIA) y el juez aceptó la petición.

Este departamento enviará un equipo técnico para hacer una exploración al menor. No sólo en el ámbito físico, sino también desde el punto de vista psicológico. El objetivo de este seguimiento es determinar si el maltrato infantil es puntual o bien es reiterado, y en función de las conclusiones, el juez puede tomar una decisión antes de 15 días.

Mientras, el padre acusado de malos tratos ha vuelto a su casa y no tiene que volver al juzgado hasta ser llamado a declarar.

Temas

  • REUS

Lea También