Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Detienen a un hombre por agredir a un agente de la policía en el brazo

Dispositivo especial de seguridad y civismo de Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana en las zonas de ocio de la ciudad
Whatsapp

Una persona detenida por agredir a un agente de la autoridad en el brazo; cuarto denuncias por orinar en la vía pública; cuatro denuncias por hacer ‘botellón’ y dos denuncias más por conducir el coche superando la tasa de alcohol permitida es el balance del primer día del nuevo dispositivo policial conjunto de Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana. Se trata de una operación conjunta centrada en la seguridad y el civismo en las zonas de ocio de la ciudad y que se llevó a cabo el pasado sábado día 10 de enero. Ésta se estructuró en distintas fases, horarios y zonas de la ciudad, y contó con agentes uniformados y de paisano. La intención de los dos cuerpos policiales es mantener este dispositivo activo con acciones programadas y coordinadas de forma periódica.

El concejal de Seguretat, Joaquim Enrech, afirmaba ayer que «el ocio nocturno de Reus es un ocio responsable y de calidad que habitualmente no genera problemas de seguridad. Dispositivos como éste quiere prevenir los actos delictivos, así como detectar y denunciar conductas incívicas».

Más detalladamente, el dispositivo del sábado finalizó con la detención de un hombre de 31 años por agredir y atentar contra los agentes de la autoridad. Los hechos tuvieron lugar el sábado durante su identificación, ya que, previamente, se había alertado a la policía de que estaba alterando el orden y generando problemas en un local del paseo Mata.

Mossos y Guàrdia Urbana también denunciaron a cuatro personas por orinar en la vía pública; dos de ella en la calle Batan, otra en la plaza de la Sang y, la cuarta, en la plaza Prim. También decomisaron temporalmente a un grupo de jóvenes distintas botellas de bebidas alcohólicas en el interior del parking del Carrilet y, otras dos, por el ‘botellón’ que se estaba realizando en la Riera d’Aragó. Por último, los agentes denunciaron a dos conductores que dieron positivo en las pruebas de alcoholemia. Una fue denunciada administrativamente, mientras que en la otra se tuvo que instruir diligencias judiciales con juicio rápido y la inmovilización del vehículo que conducía.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También