Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos operadores sanitarios privados se interesan por instalarse en la Fàbregas

La dirección del CMQ Reus asegura que trabajará por quedarse en la clínica y sus dueños insisten en que el contrato está roto

Francesc Gras/Joan Morales

Whatsapp
Exterior del Centre Mèdic Quirúrgic Reus, en la calle Gaudí. Foto: Pere Ferré

Exterior del Centre Mèdic Quirúrgic Reus, en la calle Gaudí. Foto: Pere Ferré

La propiedad de la Clínica Fàbregas tiene dos ofertas de dos operadores sanitarios privados para instalarse en el edificio de la calle Gaudí, actualmente ocupado por el Centre Mèdic Quirúrgic Reus, con el que la Clínica Fàbregas ha roto el contrato de arrendamiento, tal y como avanzó el Diari en su edición de ayer martes. Hasta el momento era uno el grupo sanitario privado el que había mantenido contactos con Fàbregas Vallverdú SA, interesándose por la clínica, aunque la abogada de esta sociedad, Gisela Trillas, confirmó ayer a esta redacción que «un segundo operador nos ha llamado pidiendo una reunión para hablar sobre el tema». Cabe recordar que Reus, a pesar de ser una ciudad de más de 100.000 habitantes, no cuenta con ningún gran operador sanitario privado.

Fàbregas Vallverdú SA, propietaria de la Clínica Fàbregas, comunicó el pasado lunes 13 de junio, a través de un burofax, al CMQ Reus y al Grup Sagessa (grupo sanitario del que formar parte el Centre Mèdic Quirúrgic) la voluntad de rescindir el contrato de arrendamiento, firmado el 1 de septiembre de 1998. En este sentido, el CMQ Reus tiene un año de margen, exactamente hasta el 14 de junio de 2017, para abandonar las instalaciones de la calle Gaudí, donde presta sus servicios desde hace 18 años.

A pesar de que la decisión de la propiedad de la Clínica Fàbregas es firme, fuentes del Grup Sagessa confirmaron ayer al Diari que desde la dirección del CMQ Reus trabajarán para intentar quedarse en las instalaciones de la Clínica Fàbregas. La primera intención es ésta, por lo que desde Sagessa ya habrían movido ficha para abrir unas negociaciones que, hoy por hoy, están rotas. No obstante, y si finalmente la rescisión del contrato se acaba cumpliendo, desde el Grup Sagessa ya confirmaron el pasado lunes que los servicios y los puestos de trabajo del CMQR están garantizados, aunque sea en otro emplazamiento.

En este sentido se abren diferentes posibilidades y especulaciones sobre el espacio que ocuparía el Centre Mèdic Quirúrgic Reus para seguir con su actividad y éste podría ser desde las instalaciones del antiguo Hospital Sant Joan, hasta aprovechar el mucho espacio que hay en el nuevo hospital.

Sagessa lanzó un mensaje de tranquilidad el pasado lunes, al asegurar que «tanto los trabajadores del CMQR como los usuarios pueden estar tranquilos, porque la actividad seguirá adelante». Es más, desde el grupo sanitario son bastante ambiciosos respecto al Centre Mèdic Quirúrgic Reus y tienen claro que quieren aumentar los servicios «buscando la máxima calidad y la plena satisfacción de nuestros clientes». Respecto a las causas que han llevado a la propiedad de la Clínica Fàbregas a rescindir el contrato con el CMQR, la abogada representante de Fàbregas Vallverdú SA aseguró ayer que «la decisión se ha tomado por un tema moral y no económico». En este sentido, esta pérdida de confianza se debería a que «el espíritu fundacional de la clínica por el que tanto luchó el doctor Fàbregas se ha perdido. La clínica fue pionera en muchos aspectos y todo ello Sagessa lo ha dejado perder».

El Diari contactó ayer con el comité de empresa del Centre Mèdic Quirúrgic Reus para que diesen su opinión sobre el tema pero la respuesta fue que prefieren esperar a mantener en las próximas semanas una reunión con la dirección del centro para poder opinar. El CMQR cuenta con 120 profesionales, entre personal administrativo y sanitario, todos ellos contratados por el propio centro.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También