Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ERC reclama la alcaldía de un "gobierno independentista" con JxReus y la CUP

Los republicanos quieren liderar el nuevo gobierno de la ciudad con Llauradó como alcaldesa. También quieren explorar el escenario de un poisble pacto de izquierdas con el PSC y los cupaires

Francesc Gras

Whatsapp
ERC reclama la alcaldía de un

ERC reclama la alcaldía de un "gobierno independentista" con JxReus y la CUP

ERC ha comparecido este miércoles en una esperada rueda de prensa para acallar los rumores surgidos estos últimos días entorno a sus preferencias en el panorama de pactos postelectorales que se dibuja en Reus. Desde un primer momento, los republicanos han dejado claro que apuestan por liderar un futuro gobierno municipal con Junts per Reus y la CUP.

"Nuestra prioridad pasa por un gobierno republicano e independentista fuerte, que es el que la ciudadanía vería con mejores ojos", ha manifestado la líder de ERC, Noemí Llauradó, que ha recordado que entre las tres fuerzas suman más de 21.000 votos frente a los 16.000 del bloque constitucionalista. Eso sí, Llauradó también ha dejado claro que los resultados obtenidos en las urnas por su partido (segunda fuerza con seis concejales) la avalan para ser la alcaldesa  de la ciudad los próximos cuatro años de mandato. 

Para explorar la viabilidad real de este gobierno, desde el Casal Foment convocarán una reunión con Junts per Reus y la CUP y sin esconder que no se plantean otras alternativas. "No tenemos ningún plan C", ha sentenciado Llauradó. A pesar del posicionamiento inamovible de los republicanos, la realidad es que se trata de un escenario difícil de que llegue a buen puerto. Sobre todo después de que los cupaires rechazaran cualquier opción de pactar con Pellicer y Junts per Reus. Respecto a estas discrepancias, la líder de ERC ha apuntado que "no he escuchado que no quieran sentarse a negociar con Junts per Reus". Precisamente, por parte del partido de Pellicer, parece del todo improbable que se acepte cualquier acuerdo que pase por no tener la alcaldía. 

Llauradó ha asegurado que la dirección del partido no impone vetos a la hora de negociar con los partidos

Pero aquí no termina todo. Y es que los republicanos también quieren explorar la otra vía posible que, según su análisis postelectoral, ha dejado abierta el 26-M.Se trata de un pacto de izquierdas con el PSC y la CUP que sumó más votos que las formaciones de derechas. A pesar también de que existe la negativa de los cupaires a cerrar un pacto de gobierno con los socialistas, la influencia de la política nacional también puede suponer un obstáculo insalvable.

No obstante, Llauradó ha desvelado que desde la dirección del partido no han puesto vetos a la hora "de explorar todas las opciones que existan" y que, una vez tomada una decisión, será cuando se analizará en el ámbito nacional. La intención también es convocar una reunión a tres estos próximos días y sin poner en cuestión que la alcaldía sería para los republicanos.

Y Ara Reus?

En el transcurso de la rueda de prensa también ha quedado claro que los republicanos no contemplan ningún escenario que implique sumar con Ara Reus, formación con la que han estado gobernando este mandato. Los motivos expuestos desde ERC son su falta de concreción ideológica. "Ara Reus no se ha posicionado sobre si es un partido de derechas o de izquierdas y si es independentista".

Para terminar, desde ERC han matizado que el acto de constitución del nuevo Ayuntamiento de Reus, el sábado 15 de junio, no supone ninguna fecha límite. "Lo más importante es ahora lograr una alcaldía republicana y un gobierno fuerte y estable".

Temas

Comentarios

Lea También