Más de Reus

«Echaba de menos pasar el día entero en las piscinas»

El complejo público reabre con personal 
de seguridad y límite de 400 personas

M. PÉREZ

Whatsapp
Los primeros bañistas en volver al recinto tras un año cerrado por la Covid-19, ayer. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los primeros bañistas en volver al recinto tras un año cerrado por la Covid-19, ayer. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Las piscinas municipales del Parc dels Capellans volvieron ayer a recibir bañistas después de que, el verano pasado, la Covid-19 mantuviese cerrado el recinto. El aforo se ha limitado ahora a 400 personas –es el número de visitantes que pueden coincidir en las instalaciones en un mismo momento– durante todo el día, algunas taquillas de los vestuarios están anuladas para evitar aglomeraciones y la cola de acceso se ha reorganizado. Una vez dentro, salvo en los accesos y las taquillas la mascarilla no es obligatoria si se mantiene la distancia.

Isabel Pérez fue ayer una de las primeras en estrenar la temporada. «Solía venir todos los días y el año pasado, que no se podía, lo echaba mucho de menos», explicaba desde el agua, y apuntaba que «tengo problemas de espalda y esto me va muy bien. Paso aquí la jornada entera, incluso me quedo a comer». Mientras no hubo piscinas y el Ayuntamiento remitió a los usuarios a algunos clubes privados de la ciudad, «iba a la playa, pero no era lo mismo porque, con la arena, me cuesta más caminar y es un engorro. Estoy contenta de que vuelvan a abrir». Reus Esport i Lleure ha contratado a una persona de seguridad que velará por el cumplimiento de la normativa de prevención de la Covid-19. En las piscinas, se calcula unos dos metros y medio entre usuarios. La empresa municipal ha descartado crear circuitos interiores porque ya prácticamente tampoco se usan en otros ámbitos. Se ha reforzado el servicio de limpieza.

La temporada, que esta vez ha arrancado una semana antes de lo habitual para probar el funcionamiento de las piscinas en la actual situación sanitaria, se alargará hasta el 29 de agosto en horario de 11 a 20h., de lunes a domingo. Si bien ayer por la mañana el espacio estaba prácticamente vacío, se espera que la afluencia aumente a partir de hoy, con el inicio de las vacaciones escolares. En el complejo hay también una grúa para que las personas con movilidad reducida se puedan bañar. Los últimos meses se han aprovechado para hacer reparaciones pendientes, por ejemplo, en las rocas. La entrada general –sin los descuentos aplicables– es de 6,5 euros todo el día y 5,5 euros mañana o tarde. El bono 10 cuesta 45 euros, el pase mensual vale 56 y el de temporada, 97.

Temas

Comentarios

Lea También