Más de Reus

El 75% de las empresas registra una caída de su facturación

El último Radar Cambra, correspondiente al cuarto trimestre de 2020, detecta también un mayor optimismo del empresariado sobre la situación económica a un año vista

Cristina Valls

Whatsapp
Imagen de empresas del polígono industrial Agro-Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de empresas del polígono industrial Agro-Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

El empresariado consultado en la  Onada número 28 del Radar Cambra, presentada ayer, piensa que los principales factores que pueden ayudar a una recuperación «más rápida» de la pandemia son el desarrollo de una cura o vacunas para la Covid-19 (91%) y el incremento de gasto público (69%). Y, por lo que se refiere a los factores que pueden provocar una recuperación ‘más lenta’, por contrapartida, deja los ‘rebrotes’ (81%) y «la falta de políticas públicas» (69%) en los lugares más elevados. El 75% de la muestra piensa, además, que el impacto en la facturación anual de la empresa en comparación a la del 2019 ‘tendrá un impacto negativo’.

En el estudio de percepciones realizado trimestralmente por el Gabinet Ceres, también se observa la evolución de sensaciones durante el 2020. «Advertimos cómo, en los tres últimos trimestres, hay una estabilidad de calificativos pesimista cuando preguntamos sobre la valoración de la situación económica de la zona. Por otro lado, la visión positiva de años anteriores ha desaparecido por completo», expresó, durante la presentación del estudio, el director técnico de Gabinet Ceres, Hildebrand Salvat. 

Además añadió, como contexto, que el análisis del último trimestre del año pasado se realizó cuando «las vacunas no estaban aún en el horizonte». En esta última edición se registró, además, una disminución de la participación de la muestra, pues de los  224 inscritos, fueron 32 los que participaron. 

Las perspectivas a largo plazo, según continuó Salvat, fueron también «dignas de mención». «Cuando preguntamos cómo estaremos de aquí a un año, las opiniones siempre traen mejores valoraciones. Hay valores similares que nos recuerdan al segundo trimestre, pero en comparación vemos que van a mejor», destacó. 

De hecho, preguntados sobre el plazo para que la actividad económica propia se sitúe en niveles similares a los de antes de la crisis sanitaria, los empresarios acumulan un 31% en la opción de entre seis y 12 meses. 

El acceso a las ayudas 

Otro dato notable fue la valoración del tejido empresarial respecto a la facilidad para acceder a la información de los programas y ayudas relacionados con el virus facilitados  por las administraciones públicas a las empresas. Un 50% la encontraron ‘difícil’ y, de esta masa, el 78%, había buscado información. «Cuando preguntamos a los que la habían buscado, hubo un 44% que describía como ‘muy difícil’ la facilidad para acceder a los beneficios de estos programas y ayudas», distinguió Salvat. Sobre este último antecedente, el concejal de Empresa y Ocupación en el Ayuntamiento de Reus, Carles Prats, dijo que «hay que implicarse más en informarse, porque hay cierta desconexión, muchas empresas se enteran de que hay  ayudas cuando ya ha pasado el plazo y damos información de forma constante». 

Por su parte, el presidente de la Cambra de Comerç de Reus, Jordi Just, quiso hacer una «lectura positiva» de todo lo expuesto insistiendo que «las administraciones locales son las que más pedagogía han hecho con este tema» y que «han estado a la altura». 

Temas

Comentarios

Lea También