El 90% de trabajadores de Telepizza Reus sigue la huelga

El sindicato CGT exige que se pague el salario mínimo interprofesional, mientras que la empresa defiende que ya se está cumpliendo

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los trabajadores de Telepizza de Reus protestaron por sus condiciones laborales. FOTO: Cedida

Los trabajadores de Telepizza de Reus protestaron por sus condiciones laborales. FOTO: Cedida

Un 90% de trabajadores de Telepizza Reus está siguiendo, este sábado, la huelga convocada por CGT, según cifras facilitadas por este sindicato. El parón se ha iniciado a la una del mediodía, con piquetes en las puertas del local de Telepizza del paseo de Prim, y se alargará hasta las doce de la noche. El objetivo de la huelga era «exigir el pago del salario mínimo interprofesional». Según el secretario general de la CGT Baix Camp-Priorat, Miguel Moya, «los trabajadores están contratados por horas, pero, proporcionalmente, sus sueldos no llegan al salario mínimo establecido por ley». 

El sindicato denuncia que la empresa no habría «efectuado el incremento legal correspondiente a la subida del salario mínimo interprofesional». No obstante, Telepizza asegura que cumple «escrupulosamente» las cuantías que marca el salario mínimo aprobadas en diciembre. La empresa añade que «un 98,5% de sus contratos son de carácter indefinido» y que «ningún empleado que trabaje a jornada completa percibe un sueldo por debajo de los 12.600 euros anuales», el salario mínimo estipulado. Asimismo, desde Telepizza se puntualiza que el salario de los trabajadores «varía en función del tiempo que llevan trabajando en la compañía», a lo que se sumarían las cuantías añadidas en concepto de nocturnidad y otros pluses.

Lo que argumenta la empresa es que, por las características del negocio, «se produce un elevado índice de rotación a demanda de los propios trabajadores» y que es frecuente que se vuelvan a incorporar a la plantilla a lo largo del año. «Esta situación hace que en el Convenio Colectivo esté estipulado que los contratos se formalizan pactando con el trabajador un cómputo de horas laborales anuales, por lo que los salarios se regularizan al final del año», se argumenta desde la firma de reparto de comida a domicilio.

Desde el sidicato CGT Baix Camp-Priorat se subraya que la hora base «se paga a 3,97 euros a un auxiliar administrativo y a 4,05 a un conductor auxiliar de tienda», lo que se destaca como «sueldos base por debajo del salario mínimo». Asimismo, el sindicato denuncia que en Telepizza se cobre «la mitad de lo que se percibe en el sector de la hostelería».

Temas

Comentarios

Lea También