Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Aeropuerto de Reus deja sin operar un vuelo sanitario urgente por falta de controladores

No están activos las 24 horas y no pudieron acoger el traslado de un corazón. La UGT lo denuncia y lo achaca a los "recortes de personal"

Cristina Valls , Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo del Aeropuerto. FOTO: A. GONZÁLEZ

Imagen de archivo del Aeropuerto. FOTO: A. GONZÁLEZ

El Sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) denunció que la madrugada del domingo fue imposible trasladar un órgano para un trasplante por «falta de personal» en el aeropuerto de Reus. Según el sindicato, se solicitó poder realizar un vuelo fuera de horario operativo para poder transportar un órgano desde Tarragona hasta «su receptor». «Los recortes en plantilla que AENA ha realizado en el Aeropuerto de Reus no lo hicieron posible», han afirmado desde la UGT. 

Según datos facilitados por la  Organització Catalana de Transplantaments (OCATT) de la Generalitat de Catalunya, los detalles del transporte de órganos de dicha madrugada, partieron de un donante de órganos del Hospital Joan XXIII. En este caso, se ha tratado de uno de carácter vital: el corazón, que tenía que llegar a su receptor, que estaba en un hospital de Madrid. Con lo cual, se envió un equipo de extracción cardíaca a buscarlo. Conocedores del horario operativo del Aeropuerto de la capital del Baix Camp –que no está activo las 24 horas del día–, se actuó con previsión y los profesionales llegaron al aeropuerto de Barcelona sobre las 9.30 horas de la noche, realizando así el transporte en carretera mediante ambulancia hacia el hospital tarraconense. Una vez estuvieron en el lugar, ya de madrugada extrajeron el corazón y, posteriormente, confirmaron su validez. Llegadas las cuatro de la noche, el equipo de extracción de Madrid volvió a Barcelona para coger su vuelo de vuelta. 

Por su parte, según Enaire, ente gestor de navegación aérea adaptado a los horarios del Aeropuerto de Reus, explica que «respecto al servicio de control aéreo del aeropuerto para atender demandas imprevistas y excepcionales como esta, existen opciones contempladas en la legislación vigente respecto a la limitación del tiempo de actividad, que permiten extender un margen temporal acotado el servicio del controlador aéreo en servicio». 

Esta opción se ha utilizado por el Aeropuerto de Reus en varias ocasiones en los últimos años. Si se conoce la previsión de la operación que se debe atender, y entra dentro de los citados límites establecidos de actividad en la legislación vigente, «no hay inconveniente para prestar dicho servicio de control. En otros casos, respecto el del Aeropuerto de Reus, la Organització Catalana de Trasplantaments utiliza otras alternativas disponibles, como fue el caso de la madrugada del domingo, donde se coordinó preventivamente y con la antelación suficiente la operación desde el Aeropuerto de Barcelona-El Prat». 

Los horarios del Aeropuerto de Reus impiden en algunos casos dar cobertura a vuelos sanitarios urgentes con menos controladores. Si surge la problemática, se puede operar con previsión para que los entes competentes puedan actuar como es debido.

Casos anteriores

Una situación similar tuvo lugar a finales de agosto del año pasado. El déficit de controladores aéreos en el aeropuerto de Reus impide dar cobertura a algunos de los movimientos sanitarios urgentes, cuando se producen fuera del horario operativo de apertura.

En aquella ocasión un equipo médico procedente de Madrid aterrizó a las 22.08 horas en Reus, para proceder a la extracción de un órgano de un donante en el Joan XXIII. Una vez realizada la operación, tanto los médicos como el propio órgano tuvieron que viajar por carretera hasta El Prat –y de ahí regresaron luego a Madrid– al haber superado el controlador del aeropuerto el horario laboral establecido por ley, que determina una rutina de descanso, y al no existir un relevo. Los facultativos no pudieron, por tanto, acometer el regreso desde el aeródromo reusense. Tuvieron que hacerlo desde el de Barcelona, con el consecuente retraso por el viaje en carretera con ambulancia de madrugada.

Según datos recabados el año pasado, el Aeropuerto de Reus suele cerrar cada año cerca de 80 vuelo ambulancia. Evacuaciones al extranjero, trasplantes y traslados de pacientes son algunas de las operaciones medicalizadas por el equipamiento de la ciudad.
Por otra parte y más alejados en el tiempo, en 2015, la capital del Baix Camp registró 86 operaciones de esta naturaleza.

Temas

Comentarios

Lea También