Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Reus cierra el presupuesto 2018 con un superávit de 4,6 millones de euros

El alcalde Carles Pellicer recuerda que en 2011 había un remanente de tesorería negativo de 7,7 millones de euros y atribuye las cifras a «la buena gestión presupuestaria»

Montse Plana

Whatsapp
Carles Pellicer y Joaquim Enrech en rueda de prensa. FOTO: Cedida

Carles Pellicer y Joaquim Enrech en rueda de prensa. FOTO: Cedida

El Ayuntamiento de Reus cerró el ejercicio 2018 con un superávit de 4,6 millones de euros, según ha explicado esta mañana el alcalde reusense, Carles Pellicer, y el concejal de Hisenda, Joaquim Enrech. Se dará cuenta de la liquidación del presupuesto en la próxima sesión plenaria del Ayuntamiento, que se celebrará después de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, pero el alcalde ya ha subrayado que «el remanente  positivo quedará a disposición de la nueva corporación municipal».

Pellicer ha explicado, que de los 4,6 millones de euros de superávit, 3,8 corresponden al Ayuntamiento y, la cantidad restante (748.842 euros), a los organismos autónomos municipales. «El Ayuntamiento se encuentra en una sólida situación financiera», ha señalado el alcalde reusense, que ha destacado que «en 2011 nos encontramos el Ayuntamiento con un remanente negativo de 7,7 millones de euros».

Por otro lado, y a la espera del cierre de los ejercicios de las empresas municipales, la ratio legal de endeudamiento  provisional del Grup Ajuntament (Ayuntamiento, organismos autónomos y empresas municipales) se sitúa, a 31 de diciembre de 2018, en el 60,81%, «mientras que el mínimo legal es del 110%», ha subrayado Pellicer. Además, la deuda viva a largo plazo también se ha rebajado y se sitúa a los 209 millones de euros, por debajo de los 366,98 millones de 2011.

Según ha expuesto el concejal de Hisenda, Joaquim Enrech, también se ha reducido el plazo medio de pago a los proveedores, que en 2018 se situó a los 11 días, «mientras que en gobiernos anteriores se había situado hasta los 250 días. Se trata de la mejor cifra desde 2012», ha apuntado Enrech.

En relación a los ingresos por tributos relacionados con la actividad económica han crecido, con unos 60.000 euros más por licencias de obras, actividades y ICIO; y unos 7000.000 euros más en plusvalías.

«Estas cifras confirman la buena gestión presupuestaria», ha señalado Enrech, mientras que Carles Pellicer ha subrayado que «sin duda, hemos contribuido a la recuperación económica».

Temas

Comentarios

Lea También