Reus Urbanismo

El Ayuntamiento de Reus mejorará la accesibilidad a pie en la zona norte

Eliminará barreras arquitectónicas de aceras y pasos de peatones y colocará baldosas guía y semáforos acústicos

Carmina Marsinach

Whatsapp
El plan prevé actuaciones de mejora en la calle del Camí de Riudoms de Reus, entre otras. FOTO: Alba Mariné

El plan prevé actuaciones de mejora en la calle del Camí de Riudoms de Reus, entre otras. FOTO: Alba Mariné

Reus quiere transformarse en una ciudad inclusiva y ha dado un paso firme para mejorar la accesibilidad de la ciudad a pie. En los próximos meses el Ayuntamiento adaptará las aceras y los pasos de viandantes de la zona norte de la ciudad para personas con movilidad reducida. Además, también tiene previsto equipar las calles con baldosas guía e instalar semáforos acústicos para facilitar los desplazamientos de personas invidentes y hacerlos más seguros.

Para ello, el consistorio ha elaborado el Pla Director Reus Ciutat Inclusiva y ha aprobado la ejecución de la primera fase en la zona norte. En los próximos meses saldrán a licitación las obras.

Según la concejal de Urbanisme, Marina Berasategui, el objetivo de estas actuaciones es «mejorar la vida cotidiana de las personas» y para ello esta primera fase prevé establecer itinerarios prioritarios que conecten sin barreras arquitectónicas diferentes equipamientos y servicios como: la estación de trenes, el CAP Sant Pere, el Mercat Central, los ejes comerciales y la sede de la ONCE. El consistorio se marcó como prioridad actuar en la zona norte porque es donde se detectaron más deficiencias y porque querían que el entorno de la estación de trenes fuera totalmente accesible.

Mapa de las actuaciones previstas en la fase 1.

Según Berasategui estas actuaciones vienen de los Pressupostos Participatius del 2019. El consistorio ya tenía prevista una partida de 50.000 euros para instalar baldosas guía en las aceras y pasos de viandantes, y otra partida de 150.000 euros para revisar las aceras y eliminar las barreras arquitectónicas en los pasos de viandantes.

Finalmente el Ayuntamiento decidió fusionar ambas propuestas en una sola actuación llamada Reus Ciutat Inclusiva - Projecte de paviments de rajoles guia, voreres i passos de vianants. En total se destinarán 198.000 euros en desarrollar un Pla Director y en el proyecto básico ejecutivo de la primera fase con medidas prioritarias. Las actuaciones en esta primera fase se llevarán a cabo en la Avinguda Prat de la Riba, la calle Pròsper de Bofarull, la calle Josep Sardà i Cailà, la calle Sant Pau, la calle Sant Elies, la calle Santa Teresa, la calle de L’Amargura, en la Plaça Pintor Fortuny, en la Plaça de la Llibertat, en la calle del Doctor Robert, en la calle Josep Anselm Clavé, en la Avinguda Sant Jordi, en el Camí de Riudoms, en la calle de L’Escorxador y en el Passeig Sunyer.

La Plaça de la Sang es uno de los puntos con baldosas guía. FOTO: A. MARINÉ

La participación de la ONCE en la elaboración del Pla Director ha sido clave para identificar aquellas zonas prioritarias de actuación. Arantxa Vallespí, directora de la agencia de la ONCE de Reus, explica que realizaron un listado de prioridades, como pueden ser la Plaça de les Oques, la estación de tren o el centro de la ciudad y se muestran «satisfechos» con este primero itinerario que se impulsará, ya que facilitará a las personas invidentes a «realizar un recorrido seguro simplemente teniendo estos facilitadores».

Vallespí considera que el Pla Director podrá servir como modelo y como guía para futuras actuaciones en la ciudad en materia de accesibilidad.

Actuar en la periferia

Desde la ONCE consideran que aunque se haya dado un primer paso «muy importante» aún queda mucho trabajo que hacer en las zonas peatonales de la ciudad donde sigue habiendo una visión ‘cochecentrista’ y se colocan pilones o mobiliario urbano para evitar el paso de los vehículos, como por ejemplo en la Plaça Pintor Fortuny. Y señalan que pueden resultar muy peligrosos para personas invidentes. En este sentido, también reclaman que se destinen más inversiones en la periferia de Reus que está «más abandonada».

La concejal de Urbanisme recuerda que hasta ahora ya se había ido trabajando para mejorar la accesibilidad de la ciudad en puntos concretos y en un futuro esperan que Reus pueda ser una ciudad 100% accesible.

Temas

Comentarios

Lea También