Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento recurre el fallo del Tribunal de Cuentas sobre Innova

Quiere recuperar las retribuciones variables que el holding pagó a Prat ‘por entender que dañan los intereses públicos’

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la rueda de prensa que el pasado mes de julio se celebró tras conocer el fallo del TdeC. Foto: A. González

Imagen de la rueda de prensa que el pasado mes de julio se celebró tras conocer el fallo del TdeC. Foto: A. González

Dos meses después de conocer la sentencia del Tribunal de Cuentas (TdeC) que condena al exdirector general de Innova, Josep Prat, y exculpa al exalcalde Reus, Lluís Miquel Pérez, por el caso de las facturas sin justificar el Ayuntamiento ha revelado sus planes. En un comunicado emitido ayer, desde el consistorio explican que ya han presentado un recurso de apelación contra el fallo del TdeC por «su obligación de defender los intereses públicos».

Los motivos de la presentación del recurso son básicamente dos. En primer lugar, el Ayuntamiento busca recuperar las retribuciones variables que el holding municipal pagó a Josep Prat. Si bien en el comunicado no especifica la cantidad a la que se refiere, desde el consistorio sí que subrayan que «dañan los intereses públicos» porque a su entender se realizaron de forma fraudulenta. 

Después está lo referente al pago de las costas judiciales de todo el procedimiento que atañe al exalcalde Pérez. Y es que más allá de exculparlo, el Tribunal de Cuentas condenó al consistorio a asumir su coste. Una decisión no compartida por considerar que deberían ser en beneficio del propio consistorio y de Reus Serveis Municipals. Cabe recordar que tras conocer el contenido de la sentencia, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, manifestó que «nosotros presentamos la demanda para recuperar el dinero y defender el interés general. Si el Tribunal de Cuentas exonera a Pérez nosotros lo respetamos y acatamos lo que digan los jueces». 

El consistorio  recurre el fallo por ‘su obligación de defender los intereses públicos’

La sentencia del Tribunal de Cuentas emitida el pasado mes de julio condena a Josep Prat –quien también ha recurrido el fallo– a indemnizar al Ayuntamiento de Reus con 900.120€ por las facturas sin justificar que cobraron el arquitecto Jorge Batesteza y el exdirector del CatSalut, Carles Manté, por tareas de asesoramiento en la construcción del nuevo Hospital Sant Joan.
La base de la macrocausa 

Así lo afirma la magistrada del Departamento Segundo de la Sección de Enjuiciamiento del TdeC, Margarita Mariscal de Gante, tras la demanda que interpuso el consistorio y Reus Serveis Municipals (antes Innova). Este fallo resulta relevante en cuanto es el primero que se ha producido hasta la fecha sobre los cimientos de la macrocausa. De hecho, el fallo repasa de forma exhaustiva todo lo que concierne a las facturas que habrían sido cobradas de forma irregular. Lo que en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus serían la pieza principal y la separada número 2.  Y es que la propia Margarita Mariscal de Gante deja claro que en su investigación utilizó tanto la documentación como el poscionamiento de las defensas del caso que dirime el juez Diego Álvarez de Juan por la vía penal. 

En lo que concierne a las facturas cobradas por Manté –que ascienden a 720.120€ (sin IVA) – resultan significativas las palabras de la magistrada asegurando que «no se ha presentado ningún documento o informe hecho por la empresa CCM Estratègies i Salut [...], lo que resulta significativo atendiendo el objeto del mismo consistente en funciones de consultoría estratégica». 

La sentencia del TdeC condena a Prat a indemnizar al Ayuntamiento con 900.120€ 

Además, también expone que tanto el exdirector del CatSalut como Josep Prat declararon que sí se elaboró algún informe «sin precisar el contenido o momento en que se emitieron. Afirmaciones que no pueden tomarse en consideración ante la ausencia de la más mínima corroboración documental». El periodo durante el cual se estuvo facturando de 2007 hasta 2011 también se pone en entredicho.

En lo que se refiere a Prat, su defensa argumentó que el pago de las facturas no habrían supuesto un menoscabo al erario público como consecuencia del aumento del concierto con el Sevei Català de la Salut. Unos argumentos que la magistrada rechazó. En este sentido, el exdirector general de Innova señaló de nuevo que la contratación de Manté «no fue directamente suya» y que vino marcada porque Manté había dejado sus responsabilidades en la Generalitat.

Para terminar, es importante mencionar que este proceso, al igual que el resto de causas que dirime el Tribunal de Cuentas, se lleva a cabo por la vía administrativa y no penal. La vertiente sobre los presuntos delitos que puedan surgir de la macrocausa Innova los investiga el Tribunal de Instrucción número 3 de Reus. También mencionar que el alcalde Pellicer dejó claro que el dinero de la sentencia lo destinarían al Hospital de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También