Más de Reus

Reus Sanidad

El CUAP Sant Pere tendrá más enfermeros y técnicos pero reclama médicos

La plantilla, desbordada, solicita que la atención de pediatría sea presencial y no tanto telefónica, y tener lavamanos en los barracones

Mónica Pérez

Whatsapp
Una imagen del exterior del centro de salud. FOTO: Alba Mariné

Una imagen del exterior del centro de salud. FOTO: Alba Mariné

«Una plantilla que es claramente insuficiente, circuitos inadecuados y poco definidos y un espacio limitado» ponen contra las cuerdas a los profesionales del Centro de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) Sant Pere, que afrontan la quinta ola centralizando la atención Covid-19 de toda la ciudad y «al límite». Si hace pocos días los trabajadores ya reclamaban ayuda para hacerse cargo de las cerca de 340 consultas que se daban en algunas jornadas, este domingo, según datos de los mismos empleados, las hasta 375 visitas registradas marcaron un nuevo récord.

Los sanitarios del CUAP piden  «que haya más atenciones presenciales y se apueste menos por las telefónicas en el ámbito de la pediatría» para contener las visitas infantiles de urgencia. Pero, sobre todo, necesitan «contar, en general, con bastantes más manos para sacar adelante la demanda que hay en el conjunto de las urgencias», tal como concreta el secretario general del sindicato USITAC, Josep Tutusaus.

El pasado domingo se batió un nuevo récord de consultas, con 375 en una sola jornada

En este sentido «se ha cerrado el compromiso por parte de la Dirección de Atención Primaria (DAP) de Tarragona de que se incrementará la cantidad de enfermeros y técnicos de cuidados auxiliares de enfermería (TCAI) en el CUAP, pero a la vez nos dicen que no nos van a poner más médicos porque no los encuentran, y eso no puede ser».

Tutusaus detalla que, hasta ahora, el CUAP Sant Pere ha estado operando con dos médicos, tres enfermeros y uno o dos TCAI por turno, y que el nuevo acuerdo implica «pasar a cinco enfermeros y dos TCAI». Sin embargo, «hace mucha falta tener más médicos, más aún cuando la plantilla se está viendo menguada por los contagios».

Y es que en las últimas semanas han tenido que ausentarse de su lugar de trabajo por positivos al menos dos doctores, un enfermero y un TCAI. «Así no se puede continuar», apunta el secretario general del sindicato. En una carta al conseller de Salut, Josep Maria Argimon, los profesionales del CUAP expresan que «la situación es insostenible, trabajamos diariamente bajo mínimos y en unas condiciones que no garantizan en absoluto la atención adecuada al paciente; nos sobrepasa, no podremos soportar ni una sola baja más».

Unos mínimos de calidad

Los trabajadores lamentan que las condiciones en las que reciben a los pacientes «no permiten ofrecer un servicio de urgencias con unos mínimos de calidad» y que «se dan verdaderas necesidades que, a veces, se camuflan entre la enorme cantidad de cuadros respiratorios que se apuntan, pese a que se intenta llevar a cabo un triaje». Entre las medidas que se perfilan como necesarias están disponer de dos consultas, ahora dedicadas a las Áreas Básicas de Atención (ABS), para destinarlas a la gestión de la demanda «y que los pacientes puedan tener más intimidad porque, a veces, les atendemos simplemente tras una cortina, y les hacemos preguntas... es delicado».

El recinto del CUAP Sant Pere cuenta con dos módulos prefabricados que se utilizan para diferentes funciones. Algunas de ellas son la realización de pruebas PCR. En la misma carta, los profesionales indican que «si bien es cierto que tienen aire acondicionado, no hay instalada ninguna pica para lavarse las manos», un elemento que el colectivo también exige. Además, «pese a la alta afluencia, la limpieza durante las horas de servicio podría ser más intensa».

Sin estas medidas, «los barracones no son espacios adecuados, pues pueden representar un riesgo potencial de contagio dada la compartición de un lugar de tan reducidas dimensiones donde es imposible seguir las normas de seguridad». 

Comentarios

Lea También