El CatSalut ya dirige el Hospital Sant Joan de Reus

La mirada ganxeta. La primera decisión de calado ha sido nombrar a un nuevo director. Será el sexto que tendrá el Sant Joan en ocho años

Francesc Gras

Whatsapp
Francesc Gras

Francesc Gras

La semana pasada conocíamos a través de un comunicado enviado por el Departament de Salut que el actual director del Pius Hospital de Valls, el doctor Anton Benet Català, asumirá la gerencia del Hospital Sant Joan de Reus. Lo hará el próximo mes de noviembre y sustituyendo al doctor Mateu Huguet, quien accedió a la dirección hace dos años con el objetivo de encarrilar la creación del consorcio entre el hospital reusense y el CatSalut. Un proyecto que, no obstante, rápidamente acabó superado. Como ya ha sido ampliamente explicado, finalmente la Generalitat ha quedado como el único gestor del Sant Joan tras su compra y absorción de sus cuantiosas deudas.

La Generalitat es el único gestor del Hospital Sant Joan. FOTO: A. Mariné

A pesar de que el cambio de titularidad del hospital se hizo oficial hace ya muchos meses, todo el proceso no se ha cerrado definitivamente hasta hace pocas semanas. Por todo ello, el anuncio de la semana pasada referente al cambio de dirección puede considerarse la primera gran decisión que adopta el CatSalut como propietario del hospital. De los muchísimos temas que seguro deberá afrontar el nuevo director, entre ellos estarán la gestión del coronavirus o la firma del nuevo convenio laboral, ahora en periodo de ultraactividad y cuyas negociaciones siguen abiertas.

Entre otros, el nuevo director deberá afrontar la gestión de la Covid y el nuevo convenio laboral 

Otro elemento para el análisis es que la llegada de un nuevo director ya no levanta la expectación ni las reacciones que generaba en el pasado, sin perder de vista que su incorporación supondrá un enésimo cambio al frente del Sant Joan. Sin ir más lejos, el doctor Anton Benet será el sexto director del Hospital de Reus en los últimos ocho años. Antes que él han ocupado la plaza los doctores Mateu Huguet; Pilar Closa; Pere Romero; David Baulenas y Òscar Ros. Éste último desarrolló funciones de director general tras desaparecer la figura de director general de Sagessa. Un cargo que, por otra parte, durante el mismo periodo también ha vivido cambios importantes con los doctores: José Augusto García Navarro, Joan Maria Benet y Jordi Colomer.

Una silla incómoda

El baile de nombres de estos últimos años refleja la enorme dificultad e incomodidad del puesto. Empezando por la situación financiera del hospital, imposible de enderezar por culpa de un déficit desbocado. Y después, por la profunda crisis abierta en la sanidad de todo el país y los efectos del caso Innova, todavía latentes. Una tormenta perfecta que ha sido imposible de gestionar desde la órbita municipal, superada por la falta de recursos y las tensiones generadas a nivel interno y con el resto del territorio. Una situación bien distinta a la actual, aunque sigamos con muchos interrogantes abiertos.

Temas

Comentarios

Lea También