Más de Reus

Reus Participación

El Centre Cívic, una década ‘latiendo’ en el Carme de Reus

El equipamiento celebra 10 años contribuyendo a la vida asociativa de la ciudad

Joel Medina Romero

Whatsapp
Un instante de la actuación de la Víbria de Reus, en la plaza de la Patacada. FOTO: Alba Mariné

Un instante de la actuación de la Víbria de Reus, en la plaza de la Patacada. FOTO: Alba Mariné

El Centre Cívic del Carme cumple 10 años este 2021. Una soleada y animada plaza de la Patacada recibió el viernes a los vecinos del barrio para conmemorar la efeméride, bajo el eslogan ‘10 años latiendo’. Estuvieron presentes personalidades políticas, miembros de las entidades y colectivos con sede en el equipamiento. Entre los asistentes se repartió un detalle artesanal elaborado por las mujeres de l’Associació de Puntaires.

El acto se realizó coincidiendo con la festividad de la Verge del Carme, por lo que el motivo a celebrar era doble. A pesar del aforo limitado, la mascarilla y la separación, se respiró un ambiente festivo y animado. Se notaba que había ganas de actos de este tipo, después de un año y medio en el que la pandemia ha castigado todo tipo de reuniones sociales. La primera en tomar la palabra fue la directora del Centre Cívic, a la que sucedieron representantes de la Associació de Veïns l’Harmonia del Carme, del Cor Ciutat de Reus y de la Associació de Pacients de Fibromiàlgia de Catalunya.

La concejala de Participació, Bon Govern i Serveis Generals, Montserrat Flores, valoró especialmente «la huella que después de 10 años ha dejado y continuará dejando el Centre Cívic del Carme en la vida asociativa del barrio». Además, explicó que el Centre es un «foco de atención» para personas de otros barrios reusenses. El alcalde, Carles Pellicer, destacó igualmente la importancia de los centros cívicos como «espacios imprescindibles para la participación y para tomarle el pulso a la realidad ciudadana».

Una celebración de este calibre no podía terminar sin ningún elemento festivo. Y es ahí cuando aparecieron. El ‘Pepitu de l’Arena’, nuevo gegant del barrio del Carme en honor al activista Josep Cases, fue el primero en bailar al ritmo de las gralles. Luego fue el turno de Arlet i la Mulassa, de la Colla Gegantera dels Alegre, y por último le tocó a la Víbria de Reus. Las palmas de los asistentes empezaron a sonar cuando se anunció una segunda pasada de los elementos, que sirvió para poner el broche de oro a la celebración y a los 10 años del Centre Cívic del Carme.

A partir del lunes, se podrá visitar la exposición de dibujos elaborados por los miembros de la Associació Supera’t, una organización sin ánimo de lucro que trabaja con el objetivo de conseguir la inclusión de personas con la condición de autista. Además, se exhibirá una muestra que tratará sobre las actividades, servicios y entidades del Centre Cívic, y se proyectará el vídeo conmemorativo del décimo aniversario que ha sido elaborado por la Casa d’Oficis de Mas Carandell. Las visitas se realizarán en grupos reducidos y teniendo en cuenta las medidas sanitarias decretadas para el control de la pandemia de la Covid-19.
 

Comentarios

Lea También