Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Centre Diürn d´Alzheimer de Reus atiende a más de cien personas el último año

El equipamiento, que abrió en 2010, impulsa un pionero programa de estimulación cognitiva para tratar a los usuarios
Whatsapp
Cada usuario tiene unos objetivos específicos que tiene que lograr durante el tratamiento. Foto: Alfredo González

Cada usuario tiene unos objetivos específicos que tiene que lograr durante el tratamiento. Foto: Alfredo González

Cuando se trata de mejorar la atención de las personas el tiempo escapa rápidamente. Han transcurrido cinco años desde que en 2010 entrara en funcionamiento el Centre Diürn especialitzat en Alzheimer. En el último año, un total de 115 personas han recibido atención en las instalaciones del equipamiento, ubicado en el número 18 de la carretera de Castellvell, que gestiona un presupuesto de 370.000 euros.

«El Centre Diürn especialitzat en Alzheimer es el único centro de la provincia, y el segundo de Catalunya, que cuenta con la Acreditació transitòria per atendre persones amb prestació económica vinculada al servei (PEVS), lo que certifica la importancia del trabajo que llevamos realizando durante todo este tiempo», explica Maria Jesús Leguin, directora del programa de Estimulación Cognitiva. Con una capacidad para 25 personas, el centro atiende diariamente una treintena de usuarios en diferentes turnos, ya que permanece abierto de ocho de la mañana a ocho de la tarde.

Otra de las peculiaridades es que un equipo interdisciplinar de profesionales desarrolla un programa específico de Estimulación Cognitiva y Física funcional, avalado por una extensa trayectoria y que en su día también fue pionero en la provincia. En el año 2003 se empezó a desarrollar el proyecto en el Espai Sant Rafael, ubicado en el edificio de la Creu Roja. Esta metodología consiste en «un tratamiento integral centrado en ralentizar la progresión de los síntomas propios del Alzheimer». «Nuestro objetivo es preservar durante el máximo tiempo posible las capacidades cognitivas, físicas y funcionales de la persona, para mantener su autonomía y mejorar su calidad de vida», explica Maria Jesús Leguin, directora del programa.

Una valoración inicial y una exploración neuropsicológica durante los tres primeros meses son los primeros pasos para evaluar las capacidades de cada usuario, para después redactar un Plan de Atención Individualizado (PAI) con los objetivos terapéuticos específicos para cada persona. Reforzar áreas como la memoria, la orientación, el lenguaje, la atención o la coordinación son algunos de los aspectos que se trabajan en las sesiones de estimulación cognitiva. El equipo interdisciplinar que atiende a los usuarios está formado por la directora y coordinadora, una trabajadora social, una neuropsicóloga, un fisioterapeuta, una enfermera, una psicóloga, dos educadoras sociales, una animadora sociocultural, una auxiliar de enfermería, un auxiliar de geriatría y una secretaria.

 

Apoyo a las familias

Además de mejorar la calidad de vida de los pacientes, también mejora la situación de los familiares de quienes acuden al centro. Ana Mª Blázquez, miembro del Consell Assessor del centro además de familiar de una paciente, explica que «cuando traía a mi madre ella venía ilusionada como si fuera al colegio, donde podía hacer las cosas que no había podido hacer cuando era pequeña».

La misma confiesa que «cuando veníamos le decía que íbamos a la ‘casa de las sonrisas’, porque así es como reciben a todos los usuarios y familiares». Ana Mª Blázquez asegura que «le resultó complicado tomar la decisión de acudir al centro, pero con el apoyo del equipo profesional resultó fácil». Al respecto, Maria Teresa Besora, presidenta de l’Associació d’Alzheimer de Reus i Baix Camp, añade que «las familias encuentran en el centro los recursos necesarios para resolver los conflictos del día a día y encontrar las soluciones necesarias».

Este buen hacer durante todos años motiva al centro en su inquieta capacidad para seguir definiendo y logrando nuevos objetivos en los próximos años. Estos propósitos pasan por mejorar las instalaciones para poder atender a más usuarios. «Precisamos del apoyo de la administración o cualquier entidad para hacer realidad esta voluntad y crecer», asegura Maria Teresa Besora. La misma señala que «contribuyendo a la normalización de la enfermedad y promocionando la detección precoz conseguiremos vencer el Alzheimer».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También