Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Centre de Lectura reivindica la ejecución del proyecto de reforma

La presentación, este viernes, de un trabajo final de carrera de una arquitecta barcelonesa sobre una hipotética rehabilitación del centro recuerda que el proyecto que se aprobó hace 5 años sigue parado
Whatsapp
Imagen virtual del proyecto final de carrera de Júlia Nabona sobre la reforma del Centre de Lectura. Foto: DT

Imagen virtual del proyecto final de carrera de Júlia Nabona sobre la reforma del Centre de Lectura. Foto: DT

Un proyecto final de carrera de la arquitecta barcelonesa Júlia Nabona que, con el título de L’Obrador d’Arts Escèniques a Reus, plantea convertir el Centre de Lectura de Reus en un nuevo referente cultural y urbano en la ciudad a través su rehabilitación y reforma, ha servido para reabrir el debate sobre la reforma de este importante equipamiento cultural de la ciudad, paralizada después del cambio de gobierno municipal, en mayo de 2011.

El proyecto de construcción de un nuevo equipamiento cultural en la plaza del Teatre y las calles Purísima Concepció y Racona, presentado en enero de 2010 por el anterior gobierno municipal y obra del arquitecto Anton M.Pàmies, contemplaba la construcción de dos edificios, uno municipal dedicado a las artes escénicas y otro que debía servir para ampliar las dependencias del Centre de Lectura.

Los trabajos fueron adjudicados por un importe de 2,8 millones de euros a la empresa TAU Icesa y el 26 de marzo de 2011, en plena precampaña electoral de las municipales, el entonces alcalde Lluís Miquel Pérez colocaba la primera piedra de unas obras que ni llegaron a iniciarse. El actual gobierno, liderado por CarlesPellicer, ha ido posponiendo el proyecto hasta agotar la legislatura y los motivos siempre han sido los mismos que se ofrecieron ayer desde el propio consistorio: «razones presupuestarias».

Ahora, la presentación en público del proyecto final de carrera de la arquitecta Júlia Narbona (el próximo viernes a las 19.30 horas en la sala de actos del Centre de Lectura) vuelve a poner sobre la mesa un debate del que hacía tiempo que no se hablaba. En este sentido, el presidente del Centre de Lectura, Xavier Filella, espera que «con el cambio de gobierno, a partir de las elecciones del próximo mes de mayo, se vuelva a tener en cuenta un proyecto que está adjudicado y que sólo hace falta ejecutarlo».

Por su parte, a Júlia Narbona también le parece bien que su trabajo final de carrera pueda servir para que finalmente se lleve a cabo el proyecto de su colega Anton M. Pàmies. No obstante, esta joven arquitecta barcelonesa (con raíces en Alforja) quiere dejar claro que «mi trabajo es una propuesta ideológica de un proyecto y aunque sea parecido al que diseño Pàmies he intentado replantearlo a mi manera.

Júlia Narbona recuerda que «empecé a trabajar en mi proyecto en quinto de carrera. Aunque soy de Barcelona, tengo familia en Alforja y conozco Reus y el Centre de Lectura. Ya sabía que existía el proyecto de reforma de Anton M. Pàmies y me sirvió de base para hacer una propuesta ideológica de un proyecto, pero con un punto de vista más personal y replanteando algunas cosas». Entre este replanteamiento, la joven arquitecta explica que «el proyecto de Pàmies contempla un edificio en forma de cubo (equipamiento municipal) en la zona norte de la plaza del Teatre, mientras que yo lo coloco en la parte sur para no tapar la luz a las viviendas existentes. También he intentado mejorar las conexiones interiores del Centre de Lectura, incidiendo en la conexión entre la calle Major y la plaza del Teatre». Júlia Narbona dedicó más de un año en ejecutar su proyecto, que el pasado mes de mayo fue puntuado con matrícula de honor.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También