El Covid-19 no frena la venta del Hospital de Reus

La mirada ganxeta. Mientras que las entidades asumen que no habrá Sant Pere, hoy se aprobará el traspaso del Sant Joan

Francesc Gras

Whatsapp
Francesc Gras.

Francesc Gras.

Llevamos más de un mes confinados en casa y todavía nos espera un largo recorrido hasta el 9 de mayo. No será fácil, pero lo lograremos. Por suerte, parece que se abre una pequeña brecha de alivio para los más pequeños que a finales de mes podrán salir a la calle.

No quiero que esto parezca una queja en voz alta. Quedarse recluido no es comparable con lo que pasan los que han tenido que lamentar la muerte de un familiar sin poder despedirle como se merecería. De hecho, me parece que ya nos hemos vuelto inmunes a escuchar cifras de fallecidos. Pero lo que no podemos dejar pasar es lo que ocurre últimamente. Me refiero a los mensajes que aparecen por las redes donde se ven carteles colgados en comunidades de vecinos rechazando convivir con un médico, enfermera o trabajador de un súper porque son agentes contagiosos. Por lo que parece, el coronavirus también hace aflorar la parte más miseriosa del ser humano.

Este lunes tiene lugar el segundo pleno telemático celebrado en Reus. FOTO: Alfredo González

A otra escala muy distinta, la realidad del largo confinamiento actual ha terminado por mostrar a los ciudades la cruda realidad de tener que reestructurarse o cancelar decenas de actos previstos. En Reus por ejemplo, ya se ha decidido posponer el Trapezi con la esperanza (no soy optimista) de que se pueda celebrar en julio.

Aún así, a nivel festivocultural, las decisiones más duras se tienen que empezar a tomar con relación a las fiestas mayores. En Reus, y a falta de una confirmación oficial, parece prácticamente descartada la celebración de Sant Pere. Así lo reconocían al Diari las entidades de la ciudad. Consciente de poder parecer impopular, soy de los que cree que no se deberían aplazar las celebraciones para que tengan lugar en otra fecha del calendario. No me imagino celebrar un Sant Pere en octubre, como tampoco veo viable una Diada de Sant Jordi en pleno mes de julio o tantas otras festividades. Será necesario, eso sí, buscar soluciones para los sectores afectados económicamente.

El 22 de julio, el consistorio quedará desvinculado para siempre del Sant Joan

Lo que no se detiene es la venta del Hospital Sant Joan a al Generalitat. Después de que a principios de mes se celebrara un pleno para modificar el contrato inicial entre las dos partes para asumir los préstamos pendientes (caso Pich Aguilera), este lunes se certificará el definitivo traspaso del hospital.

Será a través de una nueva sesión, posterior al consejo de administración del Sant Joan, que dará luz verde definitiva al proceso para que el centro recaiga en manos de la entidad de derecho público del CatSalut. No obstante, y cumpliendo con el calendario marcado a finales de 2019, fuentes municipales confirman que la firma definitiva de la compra-venta entre las dos partes será el 22 de julio. Día en el que el Ayuntamiento de Reus quedará desvinculado para siempre del Sant Joan.

Aún así, subrayar que el consistorio continuará vinculado con la sanidad de la mano del CMQ y en las dependencias que se han habilitado en el viejo edificio de la calle Sant Joan. Precisamente, la sesión de este lunes también ratificará que la sociedad Hospital Sant Joan tramita gratuitamente las acciones al Ayuntamiento.

Temas

Comentarios

Lea También