Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gepec apuesta por reutilizar el agua de la depuradora de Reus

Los ecologistas defienden que el Baix Camp tiene suficientes recursos y que no es necesario es trasvase del Siurana hacia Riudecanyes

Montse Plana

Whatsapp
Miembros del GEPEC mostrando la salida de agua de la depuradora de Reus. FOTO: ACN

Miembros del GEPEC mostrando la salida de agua de la depuradora de Reus. FOTO: ACN

El caudal reutilizado de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) del Baix Camp es mínimo. Mientras tanto, la crisis del Siurana y el conflicto por el trasvase de agua hacia Riudecanyes y municipios del Baix Camp sigue avanzando. Ante esta situación, el GEPEC (Grup d’Estudi i Protecció dels Ecosistemes Catalans) ha lanzado una propuesta: reutilizar la práctica totalidad del agua que las distintas depuradoras de la comarca tratan a diario. «Si se da un uso al caudal que cada día sale de las depuradoras, se podría evitar el trasvase del pantano de Siurana hacia Riudecanyes», ha expuesto esta mañana Santi Borràs, del GEPEC. Subraya que podría ser agua de uso agrícola y que, únicamente, se necesitaría dar un último tratamiento (tratamiento terciario) para que esta agua pudiera ser utilizada para regar cultivos.

Según cifras de Comagua, facilitadas por Gepec, en 2017, EDAR de Reus trató un caudal de 6 millones de metros cúbicos, de los cuales únicamente 707.000 fueron reutilizados (la Comunitat de Regants del Molinet y el campo de golf Aigüesverds disponen de una concesión). Si se suman los caudales de las EDAR de otros municipios de la zona, como Riudoms, Montbrió del Camp, Riudecols, Riudecanyes, La Selva del Camp y Botarell, en 2017 se trataron 6.863.256 metros cúbicos de agua y únicamente 719.000 fueron reutilizados. «Se están desaprovechando unos 6 millones de metros cúbicos de agua anuales que se van alegramente al mar, prácticamente el mismo volumen que se desvía del río Siurana al pantano de Riudecanyes», añade Borràs.

«No creemos que sea excesivamente costosa económicamente la infraestructura que se necesitaría y, además, todos saldríamos ganando», añade Borràs. Desde el Gepec se subraya que «Reus fue, hace 80 años, pionera con la construcción de la depuradora y, el 100% del caudal era reutilizado por parte de los payeses. ¿Por qué esto no sucede ahora?», se preguntan.

Desde el Ayuntamiento de Reus se señala que la ciudad reutiliza el 9% del agua que pasa anualmente por la depuradora, «cuando la media catalana es del 5%», apuntan fuentes municipales. «Reus reutilizó 600.000 m3 de agua depurada el año pasado 2018, que equivale al consumo anual de, aproximadamente, 3.642 viviendas», se añade desde el Ayuntamiento. Aun así, se admite que «hay margen de mejora y, de hecho, el aprovechamiento de las aguas regeneradas ya figura entre los objetivos del EDAR de Reus».

Por otra parte, fuentes consultadas por el Diari de la Comunitat de Regants de Riudecanyes señalan que están abiertos a estudiar todas las propuestas que impliquen un mejor uso de los recursos hídricos en el territorio. Cuanto a la propuesta concreta del Gepec, consideran que la utilización de agua depurada de Reus «puede suponer algunos inconvenientes que deberían resolverse». «El sistema Siurana-Riudecanyes se tendría que adaptar a los usos de esta agua procedente de la depuradora y serían necesarias las infraestructuras pertinentes para hacerlo posible», se añade desde la Comunitat de Regants de Riudecanyes, que también subrayan: «Cualquier actuación en este sentido tendría que garantizar la calidad del agua necesaria para cubrir todos los actuales usos».

Temas

Comentarios