Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital de Dia de Malalties Neurodegeneratives del Sant Joan de Reus cumple 10 años

Los profesionales del centro trabajan para retrasar al máximo el desarrollo de la enfermedad, especialmente el parkinson y la demencia

Joan Morales

Whatsapp
Un grupo de pacientes realizando manualidades en el hospital de día. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Un grupo de pacientes realizando manualidades en el hospital de día. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Ya han pasado diez años desde que el Hospital Sant Joan de Reus decidiese crear su Hospital de Dia de Malalties Neurodegeneratives i danys cerebrals, un centro que empezó su andadura en las antiguas instalaciones de Pich i Aguilera (al lado de viejo Sant Joan) y que desde 2010 está instalado en el nuevo centro hospitalario, justo encima de las Urgencias.

Cristina Yagüez, enfermera que lleva desde el primer día trabajando en este centro de día, explica que «empezamos como un grupo de parkinson, pero poco a poco fuimos ampliando y acogiendo otras demencias -leves o moderadas- y durante un tiempo algún accidente vascular cerebral. A día de hoy lo que más tratamos son enfermos de parkinson y deterioros cognitivos o demencias».

Este centro de día ofrece atención directa a sus 63 pacientes de 9 a 13 horas, aunque está abierto hasta las dos del mediodía, y cuenta, además de con médico y personal de enfermería, con auxiliar de enfermería, logopeda, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta y trabajador social.

El perfil de los pacientes que pasan por este centro de día (el total de 63 están divididos en diferentes grupos dependiendo de su grado de dependencia) es el de «personas que no están en una fase muy avanzada de la enfermedad, sino en una fase más leve o moderada. Porque cuando llega el momento que necesitan una atención más directa se les buscan otros recursos como ayuda domiciliaria o una residencia», comenta Cristina Yagüez.

Los profesionales de este centro trabajan para «mantener la autonomía psicofísica del paciente», asegura el médico Manel Esteban, director del centro de día, quien añade que «trabajamos para ofrecer a los pacientes el máximo de herramientas que ayuden a retrasar lo máximo el desarrollo de la enfermedad».

Para conseguirlo se usan diferentes técnicas, tanto de psicomotrocidad, como de funcionalidad general o de capacidad de desplazamiento. La parte del lenguaje también es importante por lo que la figura del logopeda adquiere su importancia dentro de este hospital de día.

Las familias

El papel que juegan las familias de los pacientes también es muy importante y se las tiene muy cuenta desde el centro a la hora de trabajar con ellas. En este sentido, Cristina Yagüez comenta que «ofrecemos atención a las familias y hacemos entrevistas individuales, tanto a la hora del ingreso como para llevar un seguimiento. ¿El plazo de estancia en el hospital de día? Pues lo marca la evolución del propio paciente». Los enfermos que acceden al Hospital de Dia de Malalties Neurodegeneratives i danys cerebrals lo hacen derivados de sus médicos de cabecera, de la Associació de Parkinson, del neurólogo o de la unidad de demencias del Institut Pere Mata.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También