El Hospital de Reus evita su cuarta disolución con la abstención de la oposición

El compromiso del CatSalut sigue generando dudas y sólo el equipo de gobierno vota a favor 

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: A.G.

Imagen de archivo del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: A.G.

El Hospital Sant Joan de Reus evitó su cuarta causa de disolución consecutiva después de que la junta general de la sociedad, reunida en el salón de plenos del Ayuntamiento, aprobara remover la causa de disolución. De esta forma se avanza en una cuestión que, en la última sesión plenaria, quedó pospuesta porque la documentación de la Generalitat llegó sin apenas tiempo para ser estudiada. 

No obstante, la oposición en bloque mostró, nuevamente, las profundas dudas que le genera el anuncio del Servei Català de la Salut (CatSalut) de asumir el déficit  del Hospital Sant Joan a finales de año con la puesta en marcha de la entidad pública que deberá gestionar el centro a partir del año que viene. 

Así se entiende que tanto la CUP, PSC, PP y los ya exconcejales de Cs se abstuvieran en la votación y fueran críticos con la actuación del gobierno municipal. Desde las filas socialistas, además, también consideraron que el calendario previsto es difícil que pueda materializarse. Cabe destacar que la auditoría (Due Diligence) encargada por el propio CatSalut para conocer el estado de las finanzas tanto del Sant Joan como del resto de entidades del ámbito de la sanidad (Gecohsa, CMQ, FSALUT...) quedó desierta. Un hecho que obligará a presentar un nuevo concurso público. 

Por su parte, desde la concejalía de Salut contestan las dudas asegurando que el Ayuntamiento ya dispone de la carta firmada por parte del CatSalut comprometiéndose a pagar las pérdidas acumuladas por el Hospital. También recuerdan que existe una disposición del Departament de Presidència de la Generaitat en la que se compromete a asumir la deuda del consistorio hasta los 62,7 millones de euros en la creación de la entidad pública.

Nueve millones de déficit

La decisión de la junta general del Hospital Sant Joan es la cuarta de este calibre que se produce de forma consecutiva. La primera causa de disolución, una de las más polémicas, se produjo  en 2016 con el desvío de unos cuatro millones de euros de dividendos de los fondos de Gecohsa, empresa que gestiona el Hospital de Móra d’Ebre, al Sant Joan. 

El año siguiente se tuvo que reducir el capital de la sociedad Hospital Sant Joan de Reus, que se quedó en unos 60.000 euros, y llevar a cabo una aportación dineraria en forma de terrenos municipales. La causa de disolución del año pasado se superó, nuevamente, con el desvió de tres millones de fondos del Hospital de Móra d’Ebre, mientras que el último se aprobó ayer con el compromiso de la Generalitat.

Temas

Comentarios

Lea También