Más de Reus

Reus Laboral

El Hospital de Reus mantendrá el convenio propio y recuperar el cobro de las bajas al 100% 

El preacuerdo estipula que las DPO seguirán sujetas al equilibrio económico y se reconocerá el solapamiento horario de enfermería. Tres de los siete sindicatos no han firmado el documento

Salvat Jordina

Whatsapp
Personal sanitario caminando por el hall del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Personal sanitario caminando por el hall del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El nuevo convenio laboral del Hospital Sant Joan de Reus seguirá siendo propio y reconocerá el solapamiento de jornada en enfermería. Así lo han explicado distintos sindicatos del Comité de Empresa al Diari, señalando que los fundamentos básicos están pactados y solo falta pulir puntos normativos del texto definitivo. Estas son los dos principales tantos que se atribuyen los representantes de los trabajadores del centro hospitalario que celebran que, además, volverán a cobrar al 100% de los días de baja y recuperarán, de forma progresiva, la jornada de 37,5 horas semanales que cambió el Gobierno de Mariano Rajoy y que aún se aplicaba en el Sant Joan –en 2012 incrementó la jornada en hospitales a 40 horas en centros sanitarios y de salud.

De los siete sindicatos del centro sanitario reusense, cuatro han dado el visto bueno al preacuerdo y tres no; se trata, por un lado, de Metges de Catalunya, CSI-F, SATSE (Sindicato de enfermeras, fisioterapeutas  y matronas) y la UGT; y por el otro, de SAE (Sindicato Auxiliares de Enfermería), CCOO y la GGT.

«Es muy positivo y prioritario seguir con un convenio colectivo propio», señalan desde la sección sindical del CSI-F del HUSJR, uno de los máximos representantes del centro, que añaden «incluso podemos decir convencidos que hemos logrado mejoras que marcan la diferencia con otros convenios». El traspaso de gestión del Sant Joan al Generalitat hacía peligrar, seriamente, las características propias del convenio del centro hospitalario reusense, que pasaba a estar en manos del CatSalut, entidad pública que tiene el convenio generalizado del Sistema Sanitari Públic de Catalunya (SISCAT). Por ello, desde el UGT, consideran una gran victoria «mantener las características distintivas como son la compensación de los trienios y los días de asuntos propios y festivos por convenio». Algo que, indican, en la negociación del convenio de 2017 con el consistorio reusense «ya peligró» y que de aplicarse el convenio general del SISCAT les supondría perder salario y permisos. «Hay muchas cosas que se han quedado por el camino, pero hemos logrado sumar mejores condiciones y, estando las cosas como están, esto es importante», destacan.

El nuevo convenio permitirá volver a cobrar las bajas laborales al 100%; tener un día más de permiso por hospitalización fuera de Catalunya o llegar al 2022 con reducción de la jornada en 4 días, recuperando casi al completo las horas que se ejercían antes de la ampliación aplicada por el Gobierno del Partido Popular en 2012.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, que no firmó el convenio de 2017-19, también ha dado el sí a este documento, porqué ahora han logrado que se reconozca como jornada efectiva el solapamiento para el sector de enfermería. «Esta era una de nuestras líneas rojas. Se nos reconocen los diez minutos de cambio de turno de preparación y en el que pasamos información de los pacientes, del curso clínico o redacción de informes». Este tiempo, ahora, «se reconocerá como un exceso de jornada y se compensa en días de fiesta», detallan.

Los auxiliares, sin solapamiento

El convenio tendrá una vigencia de un año, en período de 1 de enero al 31 de diciembre de 2020, con un año de prórroga automático y otro de ultra actividad, en 2022, cuando se tendrá que pactar otro de nuevo. «Nace muerto», critican desde el Sindicato de Auxiliares  de Enfermería (SAE). Ellos no han firmado el acuerdo porque «no lo consideramos correcto».

Desde SAE y Comisiones Obreras (CCOO) critican que el texto no reconoce el solapamiento en los auxiliares de enfermería ni eliminan el anexo que vincula el cobro de las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO) al equilibrio financiero de la Entitat de Dret Públic (EDP) Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp. Denuncian, también, que la reducción de la jornada no se aplica al turno de noche. «Las únicas mejoras que hemos conseguido son medidas que ya se aplicaban en el convenio SISCAT», explica CCOO, que critica que muchos trabajares de sectores minoritarios «quedan excluidos de los pasos adelante que hace el nuevo convenio».

Por su parte, desde SATSE consideran que el reconocimiento a enfermería «abre la puerta para lograr la posterior inclusión de los auxiliares», algo que se comparte desde el sindicato UGT que explica que ya se ha creado una comisión técnica para intentar que se aplique: «No estamos satisfechos al 100%, pero sí hemos firmado porque consideramos que hemos salido ganando en alguna cosa, y seguiremos luchando para que se consigan más derechos», indican. Estos dos sindicatos explican que la jornada del turno de noche no se reduce en este convenio porqué en el Sant Joan el turno de horas es menor «de caer en el convenio del SISCAT, trabajarían 30 horas más y perderíamos derechos en días y antiguedad», explican desde SATSE.

SAE expone que tienen esperanzas que aún se puedan cambiar algunos puntos del convenio. De no ser así, señalan, «lo llevaríamos a los tribunales». A todo ello, argumentan que, aunque el pre acuerdo todavía tiene que tener el beneplácito de la Generalitat, «teniendo en cuenta que es muy similar al del SISCAT lo más probable es que se apruebe».

Sin cambios en las DPO

En referencia al cobro de las DPO, desde SATSE explican el contrato pactado estipula que todas las mejoras salariales que se añadan al SISCAT serán aplicadas a los trabajadores del Sant Joan de forma automática. Esto, indican, afectaría a las DPO: «si en el Institut Català de la Salut cambian el cobro de objetivos a estar sujetas a las partidas presupuestarias y no al equilibrio financiero, esto también pasaría en el hospital de Reus». Cabe recordar que los trabajadores del hospital de Reus han llevado a juicio el cobro de las retribuciones variables en función de los objetivos en 2015, 2016 y 2019.

«El cambio de gestión no nos ha dado la solvencia económica que esperábamos», denuncian desde el sindicato de Técnicos de Enfermería: «aunque todo indica que las compensaciones del 2020 sí las cobraremos, en 2021 y 2022 serán dos años más de interrogantes». Desde CCOO comparten el punto de vista e indican «nos han dicho que no hay forma de quitar la cláusula».

Temas

Comentarios

Lea También