Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sanidad

El Hospital de Reus pierde ocho millones y se hace insostenible

Cerrará el 2016 con un agujero de 8,4 millones y su situación financiera es crítica. La partida de personal ha subido respecto al 2015

F.Gras/M.Just

Whatsapp
Imagen de archivo del edificio del Hospital Universitari Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ / DT

Imagen de archivo del edificio del Hospital Universitari Sant Joan de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ / DT

El Hospital Sant Joan de Reus atraviesa una situación financiera convulsa. En reunión previa al consejo de administración de la semana que viene se ha dado a conocer que el centro hospitalario cerrará con un déficit de 8,4 millones de euros. La cifra, que todavía no es oficial, duplica la del año pasado y sitúa de nuevo el Sant Joan al borde de su disolución.

Ante esta situación, lo más preocupante es que no se ha encontrado la forma de revertir un problema estructural y que plantea serias dudas sobre la viabilidad de su modelo. Además, no hay que olvidar la operación de rescate que se realizó con el traspaso de cuatro millones de euros del fondo de reserva del Hospital Comarcal de Móra d’Ebre para aumentar el capital social del Sant Joan. Gracias a esta operación, el centro hospitalario podrá cerrar la cuenta de resultados de 2016 con cuatro millones de euros, pero sin solucionar sus graves problemas de base.

Entre los motivos para entender la situación actual destaca que no se ha aplicado ningún plan de viabilidad específico. A principios de año se anunció que las cuentas de 2016 se cerrarían en equilibrio fruto de la aplicación de tres grandes medidas. Sólo las relacionadas con el Ayuntamiento (exención del IBI o condonación del Plan de Ajuste) se han llevado a cabo. Después está el hecho del aumento que refleja la partida de personal. Según ha podido saber el Diari, en un año clave para revertir la situación de déficit galopante, el Hospital de Reus se ha gastado entorno a 2,5 millones de euros más para pagar a su plantilla. Mientras que en 2015 pagó 55,8 millones de euros, el año pasado la cifra fue de 58,2 millones.

En estos momentos, la dirección del hospital está en medio de unas negociaciones con la plantilla de trabajadores para aprobar el nuevo convenio colectivo y el pago de las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO) de 2016. Éstas, según anunció a finales de año la concejal de Salut, Noemí Llauradó, no se pagarían mientras que el Sant Joan estuviera en déficit.

Otro de los acuciantes problemas ha sido fruto de la drástica reducción de la aportación económica por parte del CatSalut y su indefinición a la hora de concretar el anunciado proyecto de la región sanitaria. Ante esta falta de concreción, se desconoce si se plantea la posibilidad de formar parte de la gobernabilidad del hospital. Una posibilidad sobre la cual se ha hablado varias veces. La última, precisamente, fue con la firma de todos los partidos, a excepción de la CUP, del Pacte de Salut.

La auditoría externa
Llegados a este punto, las medidas que se tomarán para intentar revertir la situación son una incógnita. Parte de la respuesta podría estar en el hecho de que el Hospital de Reus ha recurrido a una consultora externa para buscar la manera de salir de la delicada situación financiera que arrastra el centro y redefinir su modelo.

A día de hoy, la auditoría ya estaría terminada y su resultado tendría que darse a conocer en breve. El consejo de administración está previsto que tenga lugar lunes de la semana que viene.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También