Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital señala un error humano en el desajuste de 2,5M==euro== de Traiber

En el documento informativo enviado a Hacienda, que se rellena manualmente, figuraban 2,9 millones en lugar de 474.853==euro==
Whatsapp
Imagen de la empresa Traiber, que está siendo investigada por vender prótesis en mal estado al Hospital Sant Joan de Reus.  Foto: Pere Ferré

Imagen de la empresa Traiber, que está siendo investigada por vender prótesis en mal estado al Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Pere Ferré

«En 2007 se produjo un error contable en la declaración informativa anual de operaciones. En el modelo 347 de la Agencia Tributaria se escribió el importe de 2.974.853,01 en lugar de la cantidad correcta y real de facturación a Traiber, que fue de 474.853,25 euros». Con estas palabras el alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha querido aclarar en declaraciones al Diari que no existió ningún desajuste económico de 2,5 millones de euros en el año 2007 en lo que se refiere a la facturación entre el Hospital Sant Joan de Reus y la empresa proveedora de prótesis Traiber SL, y que la diferencia se debió a un «error humano».

La resta entre ambos importes salió a la luz a raíz de la investigación de la pieza separada número 4 del caso Innova que instruye el magistrado Diego Álvarez de Juan y que se inició con la macrooperación policial del pasado 28 de abril. Concretamente, en la interlocutoria correspondiente al gerente de la empresa Traiber, Luís Márquez, el juez señaló al empresario como protagonista de «un desajuste económico de 2.456.548,85 millones de euros, ya que el hospital había declarado la cifra de 2.974.853,01 millones como ventas imputadas a Traiber en 2007, mientras que la empresa sólo declaró haber recibido 518.304,16 euros», según constaba en la documentación de Hacienda (modelo 347). Sorprendentemente el imputado Luís Márquez declaró desconocer esta circunstancia y negó haber recibido estas cantidades.

Después de conocer estos datos, el Hospital Sant Joan de Reus comprobó el modelo 347 de la Agencia Tributaria. La Unitat d’Informació per a la Gestió de l’Hospital Sant Joan, en un documento del 7 de mayo, hizo constar que «en la declaración informativa anual de operaciones a terceras personas del ejercicio 2007 se introdujo un importe 2.974.853,01, produciéndose una diferencia entre el importe informado en el modelo y el que correctamente correspondía al importe de 474.853,25 euros».

En dicho documento, se asegura que «la diferencia es fruto de un error humano en la transcripción de la cantidad, ya que los datos que se informan en el modelo 347 son introducidos manualmente uno por uno por un administrativo». «Si hubiese sido real este error la Agencia Tributaria se hubiese personado en el Hospital para saber dónde estaban los 2,5 millones de euros», aseguran.

De este modo se identificó el fallo, mientras que en el resto de documentos de obligaciones tributarias, como el mayor contable de 2007 del proveedor Traiber SL, el registro de IVA de facturas recibidas por la empresa y el registro de facturas del proveedor, se reflejaban las cantidades correctas. Con el fin de advertir al Juzgado y la Guardia Civil, ayer el Ayuntamiento entregó un informe del jefe de Facturación del Hospital en el que se avisa de las circunstancias que concurrieron en el año 2007. «Siempre hemos dado toda la información que el juzgado nos ha pedido, porque la voluntad del Ayuntamiento de Reus y del Hospital es colaborar con la justicia», asegura el alcalde de Reus.

Víctimas de Traiber

Después de dar a conocer esta circunstancia, Carles Pellicer volvió reiterar su confianza en los concejales Teresa Gomis y Marc Arza, ambos imputados en la pieza separada número 4 del caso Innova, que investiga la venta de prótesis en mal estado de la empresa Traiber al Hospital Sant Joan de Reus, y los que se acusa de presuntas «presiones» para que el centro hospitalario comprara los productos de la empresa reusense.

«Traiber no ha hecho bien el trabajo, nosotros cuando hablamos con los empresarios desconocemos su situación económica y su actitud empresarial. Si Traiber no ha actuado correctamente es a la empresa a quien hay que pedir responsabilidades», aseguró el alcalde quien añadió que «el Ayuntamiento y el Hospital somos víctimas de una actuación desmesurada por parte de las fuerzas policiales (refiriéndose a la macrooperación policial del pasado 28 de abril) y también de la presunta venta de material no homologado de una empresa que no ha actuado con ética profesional».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También