Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Institut Gaudí de Reus estrenará nueva fachada

El centro tiene cuatro décadas de historia y luce muy deteriorado. Ensenyament proyecta ahora varias obras de mejora

M. Just

Whatsapp
Ilustración que muestra el aspecto que tendrá la fachada una vez realizada la intervención. Foto: DT

Ilustración que muestra el aspecto que tendrá la fachada una vez realizada la intervención. Foto: DT

El Institut Gaudí lleva a sus espaldas cuarenta años de trayectoria. Han pasado por sus aulas varias generaciones. Es un referente en la ciudad que en los últimos años ha crecido todavía más con la incorporación de ciclos de formación profesional. Pero las instalaciones, con el paso del tiempo, se han degradado. La fachada luce muy deteriorada. Y el edificio reclama una rehabilitación.

El Departament d’Ensenyament de la Generalitat ha abierto el proceso de licitación para llevar a cabo las obras de rehabilitación de la fachada principal y los laterales, además de la reforma de la zona de acceso al centro. El presupuesto de licitación asciende a 135.029 euros, IVAincluido, aunque a posteriori se contemplan también fases complementarias. La idea, según plantea el proyecto de obras, es «resolver las patologías existentes en las fachadas, renovando y potenciando su imagen exterior».  «Se halla en un deficiente estado de conservación», añade el documento.

Institut Gaudí
Aspecto actual del instituto, ubicado en la calle Osca, a la espera de la intervención. Foto: Alfredo González

Será precisamente la primera fase la que cambiará por completo el aspecto exterior del centro. Se concentrará en la fachada principal y sus laterales. Se cambiarán las ventanas de la planta baja, y la rotulación del centro de la actual marquesina. En un segundo paso, se intervendrá en el acceso principal con el cierre de la marquesina y una nueva urbanización exterior.

La propuesta para la fachada prioriza los colores corporativos del centro –el violeta y el naranja–. Asimismo, de forma simbólica, la voluntad es hacer un gesto a lo que representa y significa en su vertiente histórica el Institut Gaudí. La intervención busca romper con la repetición «marcada, simétrica, que actualmente hallamos en los volúmenes existentes, mediante un juego compositivo, con colores vivos, enfatizando las aperturas con elementos de cierto grueso, para conseguir así una nueva perspectiva, moderna y mejorada, del conjunto».

A lo largo de su historia, se han ido realizando algunas mejoras puntuales. Pero su situación actual requiere una reforma general. El centro educativo ubicado en la calle Osca, en el barrio Gaudí, ocupa una superficie de unos 7.125 metros cuadrados, distribuidos en planta baja, primera y segunda, y se halla degradado por el paso del tiempo, por agentes como la acción de la lluvia, la humedad, la contaminación y las distintas modificaciones realizadas. También se observa el desprendimiento de parte del acabado y la aparición de grietas. 

El plazo para presentar propuestas se acababa el 7 de septiembre. La duración prevista para el contrato es de un mes y medio.

Temas

Comentarios

Lea También