Más de Reus

El Mas de la Calderera de Riudoms, cuna de Gaudí según la tradición oral, está a la venta

La familia comunicó sus intenciones al Ayuntamiento en octubre de 2019 pero desde entonces no ha habido avances. La prioridad es legar la finca al municipio, pero sin cerrar la puerta a compradores potenciales

Jordi Cabré

Whatsapp
La fachada del Mas de la Calderera. La finca está situada a un kilómetro de Riudoms. FOTO: A. Mariné

La fachada del Mas de la Calderera. La finca está situada a un kilómetro de Riudoms. FOTO: A. Mariné

El Mas de la Calderera de Riudoms está en venta. La familia Cros Garrido, actual propietaria de la finca donde la tradición oral asegura que nació allí el arquitecto Antoni Gaudí, ha confirmado que desde finales de 2019 se habían planteado traspasarla.

Y en octubre de ese año hubo las primeras conversaciones con el alcalde, Sergi Pedret, tras quedar en vía muerta anteriores negociaciones de la familia y el consistorio. Aquellas conversaciones con el actual alcalde quedaron para más adelante por varias razones, entre ellas la Covid-19, pero no se han retomado a fecha actual.

La familia Cros Garrido siempre ha dado prioridad a que el Mas de la Calderera se quede para Riudoms, pero no esconde que si el interés público es insuficiente, la finca agrícola de casi una hectárea de superficie está al alcance de otros compradores potenciales. 

El alcalde afirma tener interés

El Ayuntamiento de Riudoms ha reconocido que tiene interés en adquirir el Mas de la Calderera si se pone a la venta. Las intenciones del consistorio, tal y como admite Pedret llevan tiempo en latencia y ha habido algún contacto con la familia propietaria. El último contacto es de octubre de 2019 confirma la familia.

Las dos placas conmemorativas de esta finca, que está protegida como Bién de Interés Local. FOTO: Alba Mariné

Los titulares del Mas de la Caldera expresan que son partidarios de que en caso de vender la finca, ésta pase a manos públicas para realzar el valor histórico y sentimental  que profesa el municipio hacia la figura de Gaudí. Pero no cierran otras puertas, en caso de fracasar las negociaciones.

Pedret reconoce que el consistorio siempre ha tenido interés en adquirir el Mas de la Calderera y adecuar la finca para un uso cultural, histórico y turístico. «No se puede tratar la cuna de Gaudí como una finca rústica más de Riudoms. Es un elemento histórico, un atractivo cultural y turístico y un bien de interés local que debemos proteger», explica. Según el alcalde riudomense, el Ayuntamiento ha mantenido conversaciones con la Diputació de Tarragona y el Departament de Cultura de la Generalitat para buscar la fórmula de hacer efectiva la compra de esta finca y poder convertirla en un patrimonio público de Riudoms.

«Tenemos dos caminos para el Mas de la Calderera: por una parte poder alcanzar un acuerdo con la familia y adquirir la propiedad y por otra reconvertir el entorno de la finca para que sea un punto de visita a nuestro municipio».

Los propietarios de la finca siempre han mostrado su predisposición a hacer de anfitriones a los visitantes que llegaban al Mas de la Calderera cautivados por el vínculo con Gaudí. Sin embargo la situación familiar ha cambiado y ahora la presencia de personas atraídas por la figura del genio del Modernismo se toman la libertad injustificada de acceder al Mas sin autorización de la familia causando un profundo malestar.  Esta ‘accesibilidad’ a la finca, situada en la Riera de Maspujols, viene marcada por carteles indicativos que la familia considera que deberían suprimirse (mientras sea una propiedad privada) y que ‘invitan’ a cualquier persona a entrar en el Mas de la Calderera sin autorización y con el riesgo de que puedan llevarse cosas o dañar este patrimonio.  

La historia de esta finca

El Mas de la Calderera, de unos dos jornales de extensión (casi una hectárea), está situada a la partida de la Clota a poco más de un kilómetro del municipio de Riudoms. La masía se cree que fue construida en el siglo XIX, pero durante los años 20 del siglo XX fue reconstruida, aunque respetando la planta original. Por tanto, la actual finca nada tiene que ver con la que la tradición oral habla del nacimiento de Antoni Gaudí, en junio de 1852.

En un censo de masías de  mediados del siglo XIX  se menciona que había en la finca rústica una «casa de labor» de una planta y que no era usado como residencia. El primer propietario fue el tatarabuelo del arquitecto, Josep Gaudí Coll y el nombre de Mas de la Calderera, se popularizó por la abuela del arquitecto, que se la conocía como la calderera para ser la esposa de un calderero y de aquí vino el nombre que ha perdurado hasta fecha de hoy. La familia Gaudí llamaba a esta parcela el Maset.

Después esta finca pasó a ser propiedad del padre del arquitecto y al mismo Antonio Gaudí hasta que en 1924 hizo donación a la parroquia de Riudoms para que con su patrimonio se constituyera una fundación piadosa en memoria de su padre. En 1928, la parroquia vendió la masía y pasó en manos privadas hasta hoy.

Temas

Comentarios

Lea También